Noticias del Mundo

Funcionarios afganos dicen que 19 azotados en la provincia del noreste

Diecinueve personas han sido azotadas en el noreste de Afganistán por adulterio, robo y fuga de casa, dijo el domingo un funcionario de la Corte Suprema. El anuncio subrayó la intención de los talibanes de mantener su interpretación estricta de la ley Sharia, o la ley Sharia.

Parece ser la primera confirmación oficial de que se practican azotes y azotes en Afganistán desde que los talibanes tomaron el poder en agosto de 2021.

Durante su gobierno anterior a fines de la década de 1990, el grupo llevó a cabo ejecuciones públicas, flagelaciones y lapidaciones de los condenados en los tribunales talibanes.

Después de su ocupación de Afganistán el año pasado, los talibanes inicialmente prometieron ser más moderados y permitir los derechos de las mujeres y las minorías. En cambio, restringen los derechos y las libertades, incluida la prohibición de que las niñas accedan a la educación más allá del sexto grado.

El jueves, un portavoz talibán dijo que estaban comprometidos a hacer cumplir toda la ley Sharia.

Abdul Rahim Rashid, un funcionario de la Corte Suprema, dijo que 10 hombres y nueve mujeres fueron asesinados el 11 de noviembre en la ciudad de Taloqan, en la provincia nororiental de Takhar, con 39 latigazos. Dijo que el castigo fue en la mezquita principal después de las oraciones del viernes en presencia de ancianos, eruditos y residentes.

Rashid no proporcionó detalles personales de los 19, como de dónde eran o qué les sucedió después de que los azotaran. Dijo que sus casos fueron evaluados por dos tribunales antes de ser condenados, lo que corrobora la información del comunicado de la Corte Suprema.

Artículo Recomendado:  'No veo ninguna razón': Donald Trump desairó a Twitter mientras Elon Musk anunciaba su reincorporación

Naciones Unidas dice que está cada vez más preocupada de que las restricciones a la educación de las niñas, junto con otras medidas que limitan las libertades fundamentales, profundicen la crisis económica de Afganistán y conduzcan a una mayor inseguridad, pobreza y aislamiento.

Los ex rebeldes han luchado en la transición de la rebelión y la guerra al poder en medio de una economía deprimida y la negativa de la comunidad internacional a reconocerlos formalmente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba