Noticias del Mundo

Oficial de Uvalde dejó pasar tiro a pistolero por miedo a golpear a niños

Un oficial de policía de la ciudad armado con un rifle estilo AR-15 dudó cuando tuvo una breve oportunidad de dispararle al hombre armado que se acercaba a una escuela en Uvalde, Texas, porque no quería golpear a los niños, según un alto oficial del alguacil que habló con el oficial

La decisión representó la segunda oportunidad perdida para los oficiales que llegaron a la Escuela Primaria Robb para evitar una masacre al intervenir mientras el atacante aún estaba fuera de la escuela. Las autoridades han dicho que un oficial de un departamento diferente, la fuerza policial del distrito escolar de Uvalde, llegó temprano pero pasó junto al hombre armado y no lo vio en el estacionamiento de la escuela.

La rápida llegada de varios oficiales el 24 de mayo reflejó la velocidad con la que se llevó a cabo la respuesta inicial y contrastó fuertemente con lo que se convertiría en una demora prolongada para confrontar finalmente al pistolero después de que comenzó a disparar dentro de un par de salones de cuarto grado conectados.

Dos profesores y 19 niños resultaron muertos a tiros después de que el pistolero entrara en la escuela, y 11 resultaron heridos, incluido un profesor.

La respuesta policial es objeto de al menos tres investigaciones, por parte de los Texas Rangers, el Departamento de Justicia de EE. UU. y un comité especial de la Legislatura de Texas. Un foco central de las investigaciones ha sido la hora y 17 minutos que transcurrieron desde el momento en que el pistolero ingresó a las aulas y comenzó a disparar hasta que un equipo de agentes de la Patrulla Fronteriza y un ayudante del alguacil del condado de Zavala ingresaron a las salas y mataron al pistolero.

Artículo Recomendado:  Estados Unidos dice que "no enviará fuerzas para iniciar una guerra" con Rusia

“Después de hablar con varios oficiales que estaban allí, entendí que el hombre armado se enfrentó a dos oficiales de la ciudad de Uvalde cuando llegaron allí, afuera del edificio”, dijo el jefe adjunto del alguacil Ricardo Ríos del condado de Zavala, quien también respondió al tiroteo.

Dijo que los dos oficiales, incluido uno con el arma larga, se escondieron detrás de una patrulla. Querían devolver el fuego, dijo, pero se detuvieron.

Ríos, al relatar su conversación con uno de los oficiales, dijo que estaba sorprendido y respondió con una pregunta contundente.

“Le pregunté: ‘¿Por qué no disparaste? ¿Por qué no te comprometiste? Y fue entonces cuando me habló de los antecedentes”, dijo. “Según los oficiales, no respondieron porque en el fondo había niños jugando y tenían miedo de golpear a los niños”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba