Noticias del Mundo

Mirando hacia atrás a la Declaración de Lahore India-Pakistán de 1999:

Hace veinticuatro años este mes, India y Pakistán declararon su capacidad de armas nucleares al mundo. Sorprendentemente, en 1999, menos de un año después de sus pruebas, ambos estados firmaron el Memorando de Entendimiento de Lahore para mejorar la confianza mutua en un entorno propenso al conflicto y disipar los temores internacionales.

Aunque el conflicto en Kargil limitó la influencia inmediata del documento, su carácter progresista fue reconocido entonces y se enfatiza aún hoy. Esto fue evidente en las prolíficas referencias al MoU por parte de los comentaristas después de que un misil indio desarmado fallara al aterrizar en Pakistán. Sin embargo, una revisión del MoU revela hoy que, a pesar de su perdurable relevancia, aún se cumple parcialmente en algunos aspectos centrales.

Los acuerdos que fueron

Donde el MoU de Lahore ha tenido un éxito inequívoco es el compromiso conjunto de India y Pakistán de notificarse mutuamente las pruebas de vuelo de misiles balísticos. El acuerdo de 2005 en este sentido es un resultado directo de la cláusula dos del MoU, que fue un manual básico para medidas de fomento de la confianza (CBM) más amplias. Los llamados de numerosos expertos para extender ahora el alcance del acuerdo a los misiles de crucero es testimonio del potencial para el progreso paso a paso en tales CBM.

De manera similar, el acuerdo Indo-Pak de 2007 sobre accidentes relacionados con armas nucleares se puede rastrear directamente a la cláusula tres del MoU de Lahore. Este acuerdo, cuya tercera renovación está prevista para este año, amplía el compromiso del MoU con la adopción de “medidas destinadas a disminuir la posibilidad de que… tales incidentes sean malinterpretados por el otro” y establecer “mecanismos de comunicación apropiados para este fin”.

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

Sin embargo, esto no ha sido ayudado por ningún procedimiento de implementación mutuamente afirmado. Por ejemplo, el artículo 4 prevé líneas directas a nivel del Ministro de Asuntos Exteriores o de la DGMO, o “cualquier otro enlace de comunicación adecuado para… la transmisión de información urgente”. No hay claridad sobre el mecanismo de comunicación o la naturaleza de la información que se compartirá. Si bien la ambigüedad en general puede ser una característica de la disuasión, en el caso de las CBM esta falta de claridad impide el cumplimiento efectivo de los objetivos que ambas partes buscan lograr a través de ellas.

Artículo Recomendado:  Tribunal de Sri Lanka impone prohibición de viajar al extranjero al ex primer ministro Mahinda Rajapaksa y otras 16 personas

La erudición de expertos ha detallado una gama de medidas de cooperación necesarias para promover el acuerdo de 2007, centrándose en áreas potenciales de vulnerabilidad, enlaces de comunicación y medidas de transparencia sobre seguridad nuclear. Dado el estado de estancamiento de las relaciones políticas, las deliberaciones sobre estas medidas deben impulsarse a través de un diálogo militar a militar centrado, modelado en el canal secundario dirigido por la inteligencia entre los dos estados. Si bien es difícil aislar cualquier vía de comunicación de la disputa política, las fuerzas armadas de ambos estados ya han demostrado la capacidad y la intención de mantener las CBM operativas.

El impasse doctrinal

La primera cláusula del MoU pide «consultas bilaterales sobre conceptos de seguridad y doctrinas nucleares». Esto se reitera en la cláusula octava, con la no proliferación como su contexto. Sin embargo, es en el espacio doctrinal donde el dilema es mayor. El contraste existe en dos niveles: la postura de la fuerza nuclear y la manipulación del riesgo.

Si bien India busca usar su arsenal nuclear para lanzar un segundo ataque incapacitante o «tomar represalias masivas» en respuesta a un primer ataque en su territorio o tropas, la doctrina no declarada de Pakistán atribuye un doble papel a su arsenal: disuadir a India de iniciar una guerra convencional. , y negar la victoria de la India en caso de que estalle la guerra. Por lo tanto, el carácter de primer golpe está incorporado en el pensamiento de Pakistán. La creencia prevaleciente en la India es que Pakistán busca incorporar armas nucleares para la guerra, lo que se evidencia en el desarrollo de armas nucleares para el campo de batalla, aunque algunos expertos paquistaníes se han opuesto insistiendo en que la “disuasión de espectro completo” (FSD) de Pakistán se trata igualmente de armas convencionales. modernización y preparación operativa, en lugar de solo fuerzas nucleares.

Si bien la gestión de riesgos es una parte crucial del fomento de la confianza nuclear, la situación entre India y Pakistán es compleja. Si bien India ha señalado sus líneas rojas a través de una doctrina declarada (y se adhiere a ella, a pesar de algunas percepciones desviadas en los últimos años), la disuasión nuclear de Pakistán se centra en la manipulación de riesgos. Feroz Khan, anteriormente de la División de Planes Estratégicos de Pakistán, ha señalado que esto implica crear incertidumbre en la planificación militar india al negarle espacio para operaciones convencionales (ya que no se definen líneas rojas); en su defecto, la presencia de armas nucleares tácticas crea suficiente incertidumbre para evitar que la guerra continúe.

Si bien Pakistán declara abiertamente una doctrina probablemente socavaría su concepto de “inestabilidad controlada”, las conversaciones con India sobre aspectos específicos que forman una doctrina nuclear promoverían los objetivos del MdE de Lahore. Permitiría a ambos países hablar sobre los árboles, evitando los bosques.

Hablando con el autor en un evento que marca el aniversario de la prueba, Manpreet Sethi enfatizó la necesidad de esta conversación para obtener claridad sobre aspectos específicos. Refiriéndose a la afirmación de Pakistán de que sus armas nucleares tácticas están sujetas a mando y control centralizados, afirmó que esto contradice el concepto mismo de un arma “táctica”, que necesariamente requiere un control delegado. Sin claridad sobre tales aspectos, otros estados no pueden entender qué significan términos como FSD.

Advirtió, sin embargo, que sin que mejore la relación política, dicho diálogo no se producirá.

Esta disparidad doctrinal también se extiende a otras CBM. En correspondencia posterior, Sethi destacó que un posible obstáculo para extender el acuerdo de 2005 es el carácter diferente de los misiles de crucero en cada lado. Para Pakistán, los misiles están destinados a cargas útiles nucleares, mientras que India les asigna principalmente ojivas convencionales. En particular, a pesar de que la cobertura nacional del misil BrahMos se refiere constantemente a su «capacidad nuclear», la categorización oficial del misil destaca solo su capacidad convencional. Por lo tanto, Sethi afirmó que cualquier CBM futuro deberá tener en cuenta esta disparidad.

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

Los acuerdos que no fueron

El MoU de Lahore también compromete a ambas partes a cumplir con su moratoria unilateral sobre las pruebas nucleares. Aunque este entendimiento se ha mantenido hasta ahora, no se puede concebir un acuerdo que formalice este compromiso sin incluir a China, que es la principal preocupación nuclear de la India. Esta dinámica se refleja en que Pakistán pide expresamente un acuerdo para cimentar la moratoria, pero India no está dispuesta a considerarlo. China siempre ha tenido mucho en cuenta la dinámica nuclear del subcontinente, pero no fue parte del MoU de Lahore.

Sin embargo, los expertos indios han afirmado que sigue existiendo un tabú nuclear en el sur de Asia hasta cierto punto, argumentando en contra de las afirmaciones de que está bajo mayor presión en la región en particular. Por lo tanto, la política de “no más pruebas”, aunque no declarada, quizás se vea favorecida por el deseo de cualquiera de los estados de no proliferar verticalmente.

El MoU de Lahore también pidió un acuerdo para la prevención de incidentes en el mar para garantizar la navegación segura de buques y aeronaves navales. Posteriormente, un informe del Centro Stimson con sede en EE. UU. había delineado medidas que podrían complementar esto a través de CBM marítimos, como el establecimiento de Centros de Reducción de Riesgos Marítimos (MRRC) para intercambiar información sobre temas que incluyen violaciones de límites marítimos y pruebas de tiro. Además, se sugirió que dichos MRRC se incorporen a los Centros de Reducción de Riesgos Nucleares con un alcance más amplio.

Sin embargo, a diferencia de las cláusulas dos y tres, la cláusula marítima del MoU nunca condujo a un acuerdo formal. Ideas como la NRRC, que ha recibido el apoyo de expertos estratégicos de ambos lados, siguen en el aire. Recientemente, en febrero, Pakistán arrestó a 31 pescadores indios, alegando su intrusión en su zona económica exclusiva.

Un acuerdo marítimo extraído del MoU ayudaría a las fuerzas navales de ambos estados a lidiar mejor con las disputas locales del día a día. La lógica es similar a los pocos pero importantes Procedimientos Operativos Estándar que existen en la Línea de Control (que también esperan formalizarse). El acuerdo no solo reforzaría medidas específicas, como el Acuerdo de Acceso Consular de 2008 para ayudar a los pescadores encarcelados, sino que también ayudaría a desarrollar intereses para la resolución de la disputa política más amplia entre los dos estados.

Claramente, la importancia del MoU de Lahore de 1999 no se puede exagerar. Incluso dos décadas después, tiene el potencial de servir como documento base para futuros acuerdos y elimina una gran cantidad de levantamiento de pesas necesario para identificar áreas donde se pueden desarrollar CBM. Solo se necesita voluntad política para desarrollar todo su potencial. Afortunadamente y desafortunadamente, el Memorando de Entendimiento de Lahore aún hoy sigue siendo “progresista”.

Artículo Recomendado:  Prueba este truco viral de caja de cereales de TikTok

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba