Noticias del Mundo

Por primera vez, India vota contra Rusia en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas durante la votación de procedimiento sobre Ucrania

India votó por primera vez el miércoles en contra de Rusia durante una “votación de procedimiento” en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Ucrania, cuando el poderoso organismo de la ONU de 15 miembros invitó al presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy a dirigirse a una reunión a través de una videoconferencia.

Esta es la primera vez que India ha votado en contra de Rusia sobre el tema de Ucrania, después de que comenzara la acción militar rusa en febrero. Hasta el momento, Nueva Delhi se ha abstenido en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre Ucrania, para disgusto de las potencias occidentales lideradas por Estados Unidos.

Las naciones occidentales, incluido EE. UU., han impuesto importantes sanciones económicas y de otro tipo a Rusia tras la agresión.

India no ha criticado a Rusia por su agresión contra Ucrania. Nueva Delhi ha pedido repetidamente a las partes rusa y ucraniana que regresen al camino de la diplomacia y el diálogo, y también expresó su apoyo a todos los esfuerzos diplomáticos para poner fin al conflicto entre los dos países.

India actualmente es miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por un período de dos años, que finaliza en diciembre.

El miércoles, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebró una reunión para hacer un balance del conflicto que ya lleva seis meses en el 31 aniversario de la independencia de Ucrania.

Cuando comenzó la reunión, el embajador de Rusia ante las Naciones Unidas, Vassily A Nebenzia, solicitó una votación de procedimiento sobre la participación del presidente de Ucrania en la reunión por videoconferencia.

Artículo Recomendado:  El Salvador acusa a expresidente de masacre de jesuitas en 1989

Tras las declaraciones de él y Ferit Hoxha de Albania, el Consejo extendió una invitación a Zelensky para participar en la reunión a través de una videoconferencia con 13 votos a favor y uno en contra. Rusia votó en contra de tal invitación, mientras que China se abstuvo.

Nebenzia insistió en que Rusia no se opone a la participación de Zelensky, pero dicha participación debe ser presencial. Durante la pandemia de COVID-19, el Consejo decidió trabajar de manera virtual, pero tales reuniones fueron informales y, luego del pico de la pandemia, el Consejo volvió a las reglas de procedimiento provisionales, argumentó.

Reiterando que la objeción de su país se refiere específicamente a la participación del presidente por videoconferencia, pidió una votación de procedimiento sobre este asunto, a lo que India y otros 12 países no estuvieron de acuerdo y apoyaron a Zelensky para dirigirse al Consejo por videoconferencia.

Hoxha de Albania argumentó que Ucrania está en guerra y que la situación en ese país requiere que el presidente esté allí. Debido a esta situación única, apoyó la participación de Zelensky a través de una videoconferencia e instó a otros miembros a hacer lo mismo.

Nebenzia lamentó que los miembros del Consejo se hayan pronunciado en contra de cumplir con las reglas del órgano. “Podemos entender la lógica de los patrocinadores occidentales de Kyiv…”, dijo, expresando su decepción porque otros miembros contribuyeron a la erosión de los cimientos y las prácticas del Consejo.

Poco después, Zelensky, en sus declaraciones a través de una videoconferencia, pidió que la Federación Rusa rindiera cuentas por sus crímenes de agresión contra Ucrania. “Si Moscú no se detiene ahora, entonces todos estos asesinos rusos inevitablemente terminarán en otros países”, dijo.

“Es en el territorio de Ucrania donde se decidirá el futuro del mundo”, agregó. “Nuestra independencia es su seguridad”, le dijo al UNSC.

Zelensky alegó que Rusia ha puesto al mundo al borde de una catástrofe nuclear al convertir la planta de energía nuclear de Zaporizhzhia en una zona de guerra. La planta tiene seis reactores —solo uno explotó en Chernóbil— y la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) debe tomar el control permanente de la situación lo antes posible, dijo.

El presidente ucraniano pidió a Rusia que cese su “chantaje nuclear” y se retire por completo de la planta.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expresó su grave preocupación por la situación en la planta de energía nuclear de Zaporizhzhia y sus alrededores, y subrayó que “las luces de advertencia están parpadeando”.

Cualquier acción que pueda poner en peligro la integridad física, la seguridad o la protección de la planta es inaceptable, y cualquier mayor escalamiento de la situación podría llevar a la autodestrucción, dijo y pidió que se garantice la seguridad de la planta, que la instalación se restablezca como infraestructura puramente civil y que el OIEA lleve a cabo una misión en el lugar lo antes posible.

Guterres también expresó su preocupación por las presuntas violaciones del derecho internacional humanitario.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas Greenfield, afirmó que “el objetivo de Rusia es tan claro como siempre: desmantelar a Ucrania como entidad geopolítica y borrarla del mapa mundial.

“Sus campañas de desinformación se utilizan cada vez más como armas para prepararse para nuevos intentos de anexar territorio ucraniano”, dijo.

Sin embargo, la comunidad internacional nunca reconocerá el intento de Rusia de cambiar las fronteras de Ucrania por la fuerza, dijo al Consejo de Seguridad de la ONU.

Al señalar que Ucrania tiene un historial impecable de seguridad y protección de la energía nuclear en la planta de energía nuclear de Zaporizhzhia, dijo que la Federación Rusa atacó imprudentemente y tomó el control de ese sitio por la fuerza, arriesgándose a un desastre nuclear.

El enviado estadounidense expresó su preocupación por la “llamada operación de filtración” de Moscú, que implica la deportación sistemática y forzada de civiles ucranianos a áreas remotas de la Federación Rusa.

En la ocasión también intervinieron enviados de Francia, Irlanda, Noruega, Reino Unido, Gabón, Ghana, México y China, junto con la Unión Europea en su calidad de observador.

Ucrania celebró el miércoles su Día de la Independencia, que también marcó exactamente seis meses desde el inicio de la ofensiva militar de Rusia contra el país el 24 de febrero.

Artículo Recomendado:  Las exportaciones de madera de Myanmar continúan a pesar de las sanciones occidentales: informe –

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba