Noticias del Mundo

El censo subestima las poblaciones negras y latinas en COVID-19

La población latina del país está tres veces menos representada en el censo de 2020 que en el censo de 2010, según estimaciones publicadas el jueves por la Oficina del Censo de EE. UU.

Los negros y los nativos americanos que viven en reservas también están subestimados en niveles más altos en el Censo de 2020, a diferencia de los hispanos blancos y los asiáticos, según datos demográficos comparativos publicados con la presentación virtual de la Oficina del Censo, los estadounidenses están sobrevalorados.

Las estimaciones raciales del jueves se basaron en una encuesta posterior al censo del censo, un seguimiento de algunas personas que se utilizó como herramienta para medir a los que quedaron fuera del censo. Aunque se informa sobreconteo y subconteo para grupos raciales y étnicos específicos, las estimaciones de la población total de la nación no se desvían significativamente del conteo de abril de 2020.

La pandemia de COVID-19 y los bloqueos relacionados han tenido un impacto significativo en la recopilación de datos del censo.

«La Oficina del Censo ha enfrentado desafíos sin precedentes en los últimos dos años», dijo el director Robert L. Santos en su discurso. «Muchos de ustedes, incluyéndome a mí, han expresado su preocupación. ¿Cómo podría alguien no estar preocupado?»

Los funcionarios de la Oficina del Censo dijeron que esas estimaciones no darían lugar a ningún cambio en la población de 2020 de 331,4 millones.

Casi el 5 por ciento de la población latina fue subestimada más de tres veces en comparación con la subestimación de la población de 2010 (1,54 por ciento), la disparidad más grande para cualquier grupo racial o étnico desde 2010.

Artículo Recomendado:  Vea las secuoyas de Yosemite bajo amenaza

Los negros estaban infravalorados en un 3,3 % en 2020, frente a una brecha del 2,1 % en 2010, mientras que los indios americanos y los nativos de Alaska que vivían en reservas eran los más infravalorados de cualquier grupo racial o étnico con un 5,6 %, un alto 4,9 % en 2010.

Los blancos no hispanos están casi el doble de sobrevalorados Las tasas en 2010 fueron del 1,64 % y el 0,83 %, respectivamente, mientras que la población asiática con un cálculo erróneo estimado de cero en 2010 se sobreestimó en un 2,6 % en 2020.

La subestimación de la edad más significativa es en los niños desde el nacimiento hasta los cuatro años, un grupo que tradicionalmente ha registrado niveles inferiores a los reales. Los inquilinos que se mudan con frecuencia también están infravalorados, mientras que los propietarios de viviendas están sobrevalorados. Los funcionarios del censo dicen que la pandemia podría hacer que más inquilinos se muden.

Las características del Censo 2020 han generado preocupaciones de que las personas de color pueden estar subrepresentadas más de lo habitual. Con la pandemia de COVID-19 esencialmente cerrando el país semanas antes de la fecha límite del censo del 1 de abril de 2020, las políticas de la administración Trump se consideran hostiles a las comunidades de herencia latina e inmigrantes, incluidas las finalmente propuestas. Los miembros de las ONG de ciudadanía del censo y los grupos de derechos electorales dijeron la velocidad de respuesta podría verse socavada y obstaculizada.

El jefe de la Oficina del Censo, Santos, dijo que el impacto de la pandemia fue «de gran alcance».

Activistas inmigrantes se manifestaron frente a la Corte Suprema el martes 23 de abril de 2019 en Washington, DC, mientras los jueces escuchaban argumentos sobre el plan de la administración Trump de preguntar sobre la ciudadanía en el censo de 2020. Los críticos dicen que la pregunta de ciudadanía en el censo sofocará la respuesta de los inmigrantes, por temor a que la información sea utilizada por comunidades fuertemente ponderadas en su contra para una posible deportación.

«Tenemos familias de todas las razas y etnias, especialmente latinos, y realmente están sufriendo durante este tiempo. Han perdido sus trabajos. Hay problemas de estabilidad de vivienda, hay problemas de hambre, etc. Creo que es importante en la capacidad (de participación) . papel «, dijo.

Santos dijo que la discusión de una posible pregunta sobre ciudadanía, incluso si no se agregó al censo, puede haber afectado la participación de algunas personas, como lo demuestra un aumento en la población latina subrepresentada.

«La propia investigación de la Oficina del Censo sobre estudios de grupos focales planteó preocupaciones sobre la inclusión de temas de ciudadanía desde el principio. Entonces, todo el bombo publicitario en torno a su inclusión (en el censo) probablemente tuvo un impacto», dijo. «Personalmente, no estoy sorprendido de ver los resultados que estamos viendo hoy».

Hablando en una conferencia de prensa inmediatamente después del informe de la Oficina del Censo, Marc Morial, presidente de la Liga Nacional Urbana, criticó a los responsables del conteo insuficiente y lo calificó como «una tragedia que es parte de la administración Trump». liderazgo.” Los números son devastadores. «

Ser subestimado conlleva grandes costos, desde una representación política reducida durante la redistribución de distritos federal, estatal y local, hasta la pérdida de miles de millones de dólares en fondos gubernamentales asignados en función de la población de una comunidad.

“El impacto de esta subestimación en el proceso redistributivo que está en marcha en muchos estados es inconmensurable. El impacto (de esto) en la distribución de la fórmula de financiación en nuestro gobierno nacional y en muchos estados podría ser devastador porque los números se cuentan. . 10 plazo de un año», dijo Morial. «Ciertamente tenemos la intención de indignar y decepcionar a los niveles más altos del gobierno, el Congreso y otros, y hoy no sabemos qué opciones están disponibles para rectificar la situación, pero se deben hacer esfuerzos para rectificar la situación».

Los datos del censo de 2020 publicados en agosto mostraron que los blancos siguen siendo el grupo racial más grande en los Estados Unidos, a pesar de una disminución del 8,6 por ciento en la población desde 2010. Por el contrario, el número de estadounidenses de origen asiático aumentó en un 36 por ciento, la comunidad hispana y latina en un 23 por ciento y la población negra en un 6 por ciento.

Las poblaciones de grupos raciales y étnicos que no son blancos durante mucho tiempo han sido subestimadas por el censo por una variedad de razones, incluida la desconfianza en el gobierno debido al trato discriminatorio de las personas de color y un porcentaje más alto de inquilinos, y estos grupos tienden a tener tasas de respuesta más bajas en comparación con los propietarios de viviendas.

Artículo Recomendado:  Científicos estadounidenses detectan la variante Omicron en ciervos por primera vez

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba