Noticias del Mundo

Putin ha llegado a Teherán, mientras Rusia e Irán se acercan más en su aislamiento

El presidente Vladimir Putin de Rusia llegó a Irán el martes para una rara visita internacional que enfatiza cómo los dos países se están volviendo más alineados en medio de su aislamiento de Europa y Estados Unidos.

Funcionarios tanto en Rusia como en Irán han dicho en los últimos días que las sanciones los han acercado más. En una entrevista con un locutor iraní antes de la visita de Putin, su portavoz, Dmitry Peskov, evocó la historia de la diplomacia del siglo XVI entre Rusia y Persia para sentar las bases de lo que prometió sería una nueva era de amistad entre Teherán y Moscú.

“Muchos de los países de hoy ni siquiera existían en ese entonces”, dijo.

Peskov dijo que Irán y Rusia pronto podrían firmar un tratado sobre cooperación estratégica, ampliando su colaboración en banca y finanzas, y dejando de usar el dólar para denominar su comercio.

Mohammadrez Pourebrahimi, jefe del comité económico del parlamento iraní, calificó el aumento de tales medidas como una prioridad para ambos países. “Las sanciones impuestas por Estados Unidos y Europa a Rusia han hecho que sea más necesario que Irán y Rusia cooperen”, dijo el lunes.

El Kremlin está ansioso por mostrarle al mundo, ya su propia gente, que todavía tiene amigos, a pesar del oprobio mundial por la guerra en Ucrania. Eso le está dando a Irán una nueva oportunidad para estimular su economía hambrienta de sanciones, con las empresas rusas que se habían centrado en el comercio con Occidente ahora compitiendo para encontrar nuevos mercados y proveedores. Una restauración del acuerdo nuclear de Irán de 2015 que podría aliviar las sanciones a Irán todavía parece estar muy lejos.

Artículo Recomendado:  Según los informes, Apple cambiará al diseño de módem de iPhone en 2023

“Tenemos las mayores expectativas”, dijo el embajador de Rusia en Irán, Levan Dzhagaryan, a la televisión estatal rusa antes de la visita.

Putin aterrizó en Teherán alrededor de las 17:00 hora local, según los medios estatales rusos, y se espera que sus reuniones se prolonguen hasta bien entrada la noche. Es solo su segundo viaje fuera de Rusia desde el comienzo de la guerra de Ucrania.

Se reunirá con el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, un honor que insinúa cuánto se preocupan ambos países por profundizar sus lazos. Un sitio web de noticias iraní, Fararou, prometió que “cuanto más agresivo sea Estados Unidos al confrontar a Irán, más cerca estaremos de Rusia”. Un medio conservador ruso, Tsargrad, proclamó que la alianza emergente representaba “un nuevo eje del bien”.

Putin también se reunirá el martes con el presidente de Irán, Ebrahim Raisi, así como con su homólogo turco, el presidente Recep Tayyip Erdogan, que también estará en Teherán. En una cumbre a tres bandas, los presidentes discutirán Siria, donde Erdogan ha estado amenazando con una nueva incursión militar en el noreste para expulsar a los milicianos kurdos a quienes Turquía considera terroristas. Erdogan dice que cualquier acción militar tendría como objetivo atraer a los refugiados de la guerra civil de Siria para que regresen a sus países de origen.

Khamenei impuso un tono frío para esa cumbre el martes temprano en una reunión separada con Erdogan, aparentemente rechazando los planes militares de Turquía.

“Definitivamente se debe enfrentar el terrorismo, pero un ataque militar contra Siria solo beneficiará a los terroristas”, decía un mensaje en la cuenta de Twitter de Khamenei junto a una fotografía de él reuniéndose con el líder turco.

No hubo una respuesta inmediata de Turquía.

Hossein Amirabdollahian, ministro de Relaciones Exteriores de Irán, dijo que además de aumentar los lazos económicos, las reuniones del martes abordarán cuestiones de seguridad y preocupaciones sobre la escasez de alimentos. Erdogan, que tiene vínculos estrechos tanto con Putin como con el presidente Volodymyr Zelenskyy de Ucrania, se ha convertido en el mediador más activo entre los dos hombres y está trabajando en un acuerdo para permitir que el grano ucraniano se exporte más allá de los buques de guerra rusos en el Mar Negro.

Según funcionarios estadounidenses, Rusia está mirando a Irán para llenar su escasez de drones de campo de batalla en Ucrania. Peskov se ha negado a decir si Rusia tiene algún plan para comprar drones iraníes y ha dicho que Putin no discutirá el tema el martes.

Artículo Recomendado:  ¿Puede Donald Trump contar con los evangélicos en 2024?algunos líderes están vacilando

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba