Noticias del Mundo

La diplomacia de rehenes contradice los intereses de China:

El debate | opinión

Las relaciones normalizadas entre China y Occidente no pueden darse por sentado. Los destinos de los dos Michaels son casos de prueba de la dirección que está tomando Beijing.

En esta imagen de un video fechado el 28 de marzo de 2018, Michael Kovrig, asesor de International Crisis Group, habla durante una entrevista en Hong Kong. El 5 de septiembre de 2021 marcó el día 1.000 de Kovrig bajo custodia en China.

Crédito de la imagen: AP Photo

Sin lugar a dudas, China se ha establecido como una potencia mundial durante los últimos 50 años. Ha avanzado en muchos frentes, en particular en la promoción de la agenda de desarrollo. Aún así, los esfuerzos del presidente Xi Jinping por presentar a su país como una superpotencia responsable y benevolente suenan huecos si su gobierno continúa llevando a cabo la diplomacia de rehenes. Como decano académico actual y ex ejecutivo de negocios y diplomático, puedo decir en términos inequívocos que el mundo está ansioso por que China se comprometa firmemente a no utilizar a las personas como moneda de cambio.

Esto es particularmente relevante para mí como empleado de International Crisis Group, una organización de la que soy presidente, que cumple 1000 años en la actualidad. Día pasado en detención china por ser ciudadano canadiense. Michael Kovrig, asesor principal de International Crisis Group, y su compatriota canadiense Michael Spavor fueron arrestados en China el 10 de diciembre de 2018, solo 10 días después de que la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, fuera arrestada en Canadá por una solicitud de extradición de los Estados Unidos. Spavor fue condenado recientemente a 11 años de prisión y deportación. La sentencia de Kovrig aún no se ha emitido. Tanto Kovrig como Spavor se encuentran en condiciones difíciles con poco acceso al mundo exterior.

Beijing argumenta que la detención de Meng fue motivada políticamente, que tenía la intención de aumentar la influencia de Estados Unidos contra Huawei. Ottawa y Washington, por su parte, ven las detenciones de los dos canadienses como claramente arbitrarias y políticas. El primer ministro canadiense Justin Trudeau afirma que Beijing está estableciendo un «vínculo directo» entre el caso de Meng y los dos Michaels. Mientras exigía la liberación de Kovrig y Spavor, el presidente estadounidense Joe Biden comentó: «La gente no intercambia fichas».

Artículo Recomendado:  Muere el director de "Dallas Buyers Club" Jean-Marc Vallée a los 58 años

La diplomacia de los rehenes de Beijing va en contra de sus propios intereses. Desde mi punto de vista académico, sé muy bien la importancia de que China se abra al estudio y al escrutinio saludable, especialmente de parte de expertos imparciales como Michael Kovrig. Su encarcelamiento ha disuadido tales estudios. Como ex director ejecutivo, sé que casos como la detención arbitraria de los dos Michaels influyen en las decisiones comerciales. La seguridad de los empleados es primordial en cualquier decisión de ingresar o permanecer en un mercado en particular. Después de todo, como ex diplomático de la ONU, soy consciente de que mis colegas también se están concentrando en estos casos. Kovrig fue un diplomático durante mucho tiempo en el servicio de campo canadiense. Representantes del Consejo de Seguridad de la ONU tomaron nota de esto cuando acusaron su detención continua. Detenciones arbitrarias como estas solo dan motivo de preocupación y coordinación a los competidores de China. Una vez más, a Pekín le conviene no convertirse en el escenario de críticas multilaterales.

Además, los problemas estancados entre países rara vez se resuelven por sí mismos. Los casos Kovrig y Spavor exacerban las graves diferencias entre Washington y Beijing. En los últimos años, las tensiones entre Pekín y los gobiernos estadounidenses liderados por demócratas y republicanos han aumentado de manera constante. Las relaciones normalizadas entre China y Occidente no pueden darse por sentado. Los destinos de los dos Michaels son casos de prueba de la dirección que está tomando Beijing.

¿Te gusta este articulo? Haga clic aquí para suscribirse al acceso completo. Solo $ 5 al mes.

Artículo Recomendado:  Los precios del gas se mantienen estables a medida que aumentan las operaciones de verano

Desde cualquiera de estos puntos de vista, el encarcelamiento en curso de ambos Michaels contradice la reputación deseada de China como una potencia global abierta y acogedora para el cambio positivo y la modernidad. Beijing puede actuar de manera diferente. Debería hacer un gesto acorde con su condición de líder mundial y liberar de inmediato a Michael Kovrig y Michael Spavor.

.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba