Noticias del Mundo

China amenaza con «medidas fuertes» si Nancy Pelosi visita Taiwán

China tomará “medidas firmes y firmes” en caso de que la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, proceda con los planes informados para visitar Taiwán, dijo el martes el Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

Pelosi, quien es la segunda en la línea de sucesión a la presidencia, tiene previsto visitar el Isla autónoma que China reclama como su propio territorio en agosto, según un informe del Tiempos financieros.

Originalmente estaba programada para visitar en abril, pero tuvo que posponerla después de que dio positivo por covid-19.

Pelosi sería la legisladora estadounidense de más alto rango en visitar al aliado cercano de Estados Unidos desde que su predecesor como oradora, Newt Gingrich, viajó allí hace 25 años.

China ha prometido anexar Taiwán por la fuerza si es necesario, y ha anunciado esa amenaza volando aviones de combate cerca del espacio aéreo taiwanés y realizando ejercicios militares basados ​​en escenarios de invasión.

Dice que esas acciones tienen como objetivo disuadir a los defensores de la independencia formal de la isla y a los aliados extranjeros, principalmente Estados Unidos, de acudir en su ayuda, más de 70 años después de que las partes se dividieran en medio de una guerra civil.

Una visita de Pelosi “socavaría gravemente la soberanía y la integridad territorial de China, impactaría gravemente en los cimientos de las relaciones entre China y Estados Unidos y enviaría una señal muy equivocada a las fuerzas independentistas de Taiwán”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijiang, en una sesión informativa diaria.

“Si Estados Unidos insistiera en seguir el camino equivocado, China tomará medidas firmes y resueltas para salvaguardar su soberanía e integridad territorial”, dijo Zhao.

Artículo Recomendado:  Islandia dejará de cazar ballenas a partir de 2024

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, se negó a comentar sobre la visita prevista de Pelosi a Taiwán.

Jean-Pierre dijo que el apoyo de Estados Unidos a Taiwán se mantuvo «sólido como una roca», al tiempo que reiteró el compromiso de larga data de Estados Unidos con la política de «Una China» que reconoce a Beijing como el gobierno de China pero permite relaciones informales y vínculos de defensa con Taipei.

En los últimos días, China también ha intensificado su retórica sobre la venta de armas de Estados Unidos a Taiwán, exigiendo la cancelación de un acuerdo por un valor aproximado de 108 millones de dólares que aumentaría las posibilidades de supervivencia de sus fuerzas armadas frente a un enemigo mucho más grande.

China tiene el ejército permanente más grande del mundo, con una armada cada vez más sofisticada y un enorme inventario de misiles apuntando a través del Estrecho de Taiwán de 180 kilómetros de ancho.

“El Ejército Popular de Liberación de China… frustrará resueltamente cualquier forma de interferencia de fuerzas externas y complots separatistas de independencia de Taiwán’”, dijo el Ministerio de Defensa en un comunicado publicado en su sitio web el martes.

Si bien Washington mantiene una política de “ambigüedad estratégica” sobre si defendería a Taiwán en un conflicto con China, la ley de EE. UU. requiere que se asegure de que la isla tenga los medios para defenderse y considere las amenazas a su seguridad como asuntos de “grave preocupación”. Washington mantiene solo relaciones no oficiales con Taiwán en deferencia a Beijing, pero es el aliado político más fuerte de la isla y la fuente de armas defensivas.

Zhao no dio detalles sobre las posibles acciones que China podría tomar en respuesta a la visita de Pelosi, pero Beijing generalmente ha utilizado vuelos militares y juegos de guerra para indicar su descontento. Los pilotos chinos también han sido acusados ​​de acciones agresivas contra los aviones de vigilancia de los EE. UU. y sus aliados que operan en el espacio aéreo internacional frente a la costa china, mientras utilizan láseres y otros métodos para hostigar a los buques de guerra extranjeros en el Mar de China Meridional.

La amenaza más grave de China contra Taiwán se produjo en 1995-1996, cuando realizó ejercicios militares y arrojó misiles a las aguas al norte y al sur de la isla en respuesta a una visita a Estados Unidos del entonces presidente Lee Teng-hui.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba