Muy Interesante

Un cambio de juego sobre cómo tratamos los problemas de salud mental

El «control mental» está en su forma más sofisticada hasta el momento, y eso no es necesariamente algo malo.

Wikimedia Commons

¿Alguna vez deseaste poder entrar en la cabeza de alguien? Los científicos han estado trabajando en eso durante años, y últimamente ha recibido más atención.

En un proceso terapéutico conocido como neurofeedback, los investigadores pueden plantar sentimientos que no existían previamente en las mentes de los participantes, usándolos para tratar varios trastornos mentales, desde el insomnio hasta las migrañas y el ADD, por nombrar algunos.

¿Qué es el Neurofeedback?

La neurorretroalimentación, también conocida como biorretroalimentación o neuroterapia, es un proceso que permite a las personas alterar sus propias ondas cerebrales. Los científicos de la Universidad de Brown utilizaron recientemente el proceso para manipular las emociones de los participantes, lo que resultó en el desarrollo de sentimientos positivos o negativos hacia las fotografías que no habían provocado una respuesta emocional solo unos días antes.

Si bien esto puede sonar muy parecido al control mental, es más científico que ciencia ficción. Al medir la actividad cerebral en tiempo real, el proceso se basa en el refuerzo para enseñar a los participantes a regular sus propios patrones de ondas cerebrales, en un evento denominado «autorregulación».

A pesar de que los investigadores manejaron los controles, los participantes encuestados generaron estos nuevos sentimientos por sí mismos, lo que hace que esta técnica relativamente nueva se parezca más a un entrenamiento mental que a un lavado de cerebro.

Artículo Recomendado:  ¿Quién era Gretl Braun, la cuñada favorita de Adolf Hitler?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba