Economía

Jim Dorn sobre Mazzucato y Bauer

Es difícil no quedar impresionado por el éxito de Mariana Mazzucato. En tan solo unos pocos años, Mazzucato se convirtió en un punto de referencia para el mundo de izquierda, y sus puntos de vista están teniendo un impacto significativo en el mundo pospandémico, quizás (¿quizás?) Porque fortalecen los instintos de los líderes mundiales y sacian la sed. por la grandeza. Jim Dorn comenta sobre un artículo reciente en el que Mazzucato ensalza un «Consenso de Cornualles» para reemplazar el «Consenso de Washington».

Ella escribe:

Mientras que el Consenso de Washington minimizó el papel del estado en la economía e impulsó una agresiva agenda de libre mercado de desregulación, privatización y liberalización comercial, el Consenso de Cornwall (que refleja los compromisos asumidos en la cumbre del G7 en Cornualles en junio pasado) lo haría Revirtiendo los imperativos.

Dorn nos recuerda que el llamado Consenso de Washington “no debería ser una lista exhaustiva o un plan para el desarrollo. Tampoco fue una receta para un gobierno mínimo o un neoliberalismo ”. Pero también está haciendo algo mucho más importante. Compara las opiniones de Mazzucato, un economista de fama mundial, con las de Peter Bauer, una personalidad en gran parte descuidada durante su vida y ahora casi completamente olvidada. Bauer era conocido como crítico de la economía del desarrollo (uno de los primeros). La crítica de Bauer a la ayuda al desarrollo se basó en su comprensión del desarrollo, según la cual, como bien señaló Dorn, «tiene más sentido decir que el capital surge en el proceso de desarrollo y no que el desarrollo es una función del capital». En cambio, el trabajo de Mazzucato puede leerse como una sugerencia de que deberíamos invertir dinero en todo tipo de proyectos de investigación, para que el «estado emprendedor» pueda hacerlo mejor porque necesita más recursos que cualquier inversor privado que esté bajo presión en algún momento (tal vez solo un pocos miles de millones antes de un posible avance) para salir y trazar una línea entre empresas rentables y no rentables.

Artículo Recomendado:  Todo brilla. . .

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba