Noticias del Mundo

El Salvador acusa a expresidente de masacre de jesuitas en 1989

Los fiscales de El Salvador han provocado indignación internacional al acusar al expresidente Alfredo Cristiani de la masacre de seis sacerdotes jesuitas en 1989.

Los fiscales también anunciaron cargos contra una docena más, incluidos ex militares, en la masacre. La lista de cargos aparentemente incluye asesinato, terrorismo y conspiración.

El intento de El Salvador de investigar y enjuiciar a los autores intelectuales de los asesinatos durante la guerra civil del país se desvió por medios legales después de que un tribunal superior declarara inconstitucional una amnistía de posguerra en 1993 en 2016.

La investigación se suspendió cuando los oficiales apelaron el caso ante la Corte Suprema en 2019. Pero en enero, la Corte Suprema ordenó la reapertura de la investigación.

El fiscal general, Rodolfo Delgado, escribió en su cuenta de Twitter que su oficina estaba «decidida a perseguir a los acusados ​​de ordenar este lamentable y trágico hecho».

El ex presidente, que ocupó el cargo de 1989 a 1994, niega cualquier participación o conocimiento del plan para matar al sacerdote.

El 16 de noviembre de 1989, un comando de élite mató a seis sacerdotes «cinco españoles y un salvadoreño» en la residencia del sacerdote, así como a su ama de llaves y a la hija de la ama de llaves. Los asesinos intentaron hacer parecer que la masacre había sido perpetrada por guerrilleros de izquierda.

Nueve soldados fueron juzgados inicialmente, pero el tribunal indultó a siete de ellos. Los dos oficiales cumplieron sentencias cortas pero fueron liberados bajo una amnistía de 1993. Luego de que la Corte Suprema dictaminara la inconstitucionalidad de la amnistía, un juez ordenó a uno de los oficiales, el coronel Guillermo Benavides, regresar a su prisión.

Artículo Recomendado:  La COP28 tiene un buen comienzo con 475 millones de dólares prometidos al fondo para desastres climáticos | Noticias del Mundo

Si bien el caso se ha estancado en casa, un tribunal español condenó en 2020 al excoronel salvadoreño Inocente Orlando Montano a 133 años de prisión por matar a un sacerdote. El tribunal calificó la masacre perpetrada por poderosos grupos de interés, incluido Cristiani, de «terrorismo de Estado» destinado a «mantener su posición privilegiada en la estructura de poder».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba