España

El Gobierno de Canarias anuncia que quiere ampliar el uso del Certificado Covid a vuelos domésticos, ocio y ocio nocturno – Canarias

El viceconsejero de la Presidencia de Canarias, Antonio Olivera, anunció los planes tras la reunión del Consejo de Gobierno de ayer, pero no quiso dar más detalles para valorar exactamente qué salas necesitan esta restricción. El Ministerio de Salud debe determinar qué lugares están en riesgo, cuya evaluación se espera la próxima semana. Otras comunidades regionales españolas han implementado medidas similares en restaurantes, eventos masivos y lugares de entretenimiento.

Las restricciones más estrictas se están introduciendo en respuesta directa a dos factores clave: casos importados de otros países y un vínculo claro entre tasas de infección significativamente más altas en aquellos que aún no han recibido una vacuna.

El 10% de los casos de coronavirus diagnosticados en Canarias son casos importados, es decir, «se contagiaron fuera de las islas». Ese 10% de los casos recién importados se distribuye de manera bastante uniforme entre las Islas Canarias que han estado en el extranjero, los viajeros nacionales y extranjeros, los viajeros extracomunitarios, algunos migrantes irregulares y otros casos desconocidos.

«Hemos demostrado que la mayoría ocurre en los grupos con las tasas de vacunación más bajas», dijo Olivera.

La decisión de introducir el certificado Covid está directamente relacionada con el perfil de las nuevas infecciones encontradas. Las infecciones más recientes se concentran en personas entre 20 y 49 años, el grupo con las tasas de vacunación más bajas. Entre estos tres grupos (veinte y tantos, treinta y tantos y cuarenta y tantos), las tasas de vacunación están por debajo del 70%. El gobierno quiere incentivar este acto de «generosidad», como señaló Olivera.

«La vacunación», enfatizó, «tiene ramificaciones para el control de la pandemia y el control de la pandemia está directamente relacionado con el desarrollo socioeconómico de las islas».

Si bien el gobierno de las Islas Canarias continúa buscando formas de frenar las infecciones durante el invierno, el virus no se detendrá durante la temporada navideña. El jueves se registraron 275 nuevos casos en el archipiélago, la cifra más alta desde el 21 de agosto hace casi tres meses, un 45% más de casos en comparación con la semana anterior.

Artículo Recomendado:  Cifras del coronavirus en Mallorca para el domingo 12 de septiembre

La isla con mayor oleada de casos es Tenerife, donde el miércoles por la noche se notificaron 97 nuevos casos positivos (942 activos), lo que eleva el número de nuevos casos en la última semana a 642, un 56% más que la semana pasada.

La tasa de contagio en Gran Canaria crece más lentamente con 510 nuevos casos en la última semana. Aun así, las ganancias han aumentado en los últimos dos días.

Se trata de la presión sobre los hospitales.

El 15 de junio, cuando teníamos un número similar de casos semanales y de pacientes activos en Tenerife (1.054) pero con un porcentaje de población vacunada muy inferior, el número de pacientes hospitalizados era de 151 (134 en planta y 17 en cuidados intensivos). unidad). . Hoy el número de ingresos es 99 (34% menos que entonces), 92 de ellos en planta y solo 7 en unidad de cuidados intensivos. Esto supone un buen descenso del número de pacientes críticos, en ese momento solo el 28,4% de la población canaria estaba protegida contra el coronavirus con ambas dosis de vacuna, hoy el número de personas totalmente vacunadas es del 86,26%.

Con la excepción de El Hierro y La Gomera, las islas no capitales también están experimentando una tendencia al alza en las infecciones.

Pero a pesar de los indicadores de incidencia en aumento, que se encuentran en todas las islas, a excepción de El Hierro, con un riesgo medio mínimo, este aumento aún no se refleja en la saturación hospitalaria.

El empleo tanto en la sala como en la unidad de cuidados intensivos sigue en riesgo en la actualidad, en Tenerife, La Palma y La Gomera en la sala mínima. Un total de 175 personas están en el hospital, un 20% más que la semana pasada y un 44% más que hace 15 días.

Entonces, el verdadero desafío en este momento es tratar de manejar el número creciente antes de que las estadías en el hospital comiencen a presionar a los proveedores de atención médica en una época del año en la que ya se sabe que aumenta la presión clínica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba