Noticias del Mundo

Australia aumenta cuota de inmigración permanente para competir con Canadá y Alemania

El gobierno australiano anunció el viernes que aumentará su admisión de inmigrantes permanentes en 35.000 a 195.000 en el año fiscal en curso a medida que la nación lidia con la escasez de mano de obra y habilidades.

La ministra del Interior, Clare O’Neil, anunció el aumento para el año que finaliza el 30 de junio de 2023 durante una cumbre de dos días de 140 representantes de gobiernos, sindicatos, empresas e industrias para abordar la escasez de habilidades exacerbada por la pandemia.

O’Neill dijo que las enfermeras australianas han estado trabajando turnos dobles y triples durante los últimos dos años, los vuelos se cancelaron debido a la falta de personal de tierra y la fruta se pudrió en los árboles porque no había nadie para recogerla.

“Nuestro enfoque siempre es primero los trabajos australianos, y es por eso que gran parte de la cumbre se ha centrado en la capacitación y en la participación de las mujeres y otros grupos marginados”, dijo O’Neill.

“Pero el impacto de Covid ha sido tan severo que incluso si agotamos todas las demás posibilidades, todavía nos faltarán muchos miles de trabajadores, al menos en el corto plazo”, agregó.

O’Neill dijo que muchas de las «mentes mejores y más brillantes» eligieron emigrar a Canadá, Alemania y Gran Bretaña en lugar de Australia.

Ella describió el programa de inmigración de Australia como “diabólicamente complejo” con más de 70 programas de visa únicos.

Australia establecería un panel para reconstruir su programa de inmigración en interés nacional, dijo.

El primer ministro Anthony Albanese anunció el jueves, el primer día de la Cumbre de Empleos y Habilidades, que se eliminarán 180 000 plazas en las escuelas de educación vocacional el próximo año a un costo de 1100 millones de dólares australianos (748 000 USD) para reducir la escasez de habilidades en el país.

Artículo Recomendado:  Dixie Fire destruye la ciudad minera de oro de California y obliga a más evacuaciones

Australia impuso algunas de las restricciones de viaje internacional más estrictas de un país democrático durante 20 meses al principio de la pandemia y reabrió gradualmente a trabajadores calificados desde diciembre del año pasado.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba