Noticias del Mundo

‘Asustados y cansados’: miles de personas en EE. UU. se manifiestan contra la violencia armada

Escrito por Michael Wines, Anne Barnard, Sean Keenan, Dave Montgomery y Meghann M. Cuniff

Después de Uvalde, Texas; Búfalo, Nueva York; zonas verdes, florida; Newtown, Connecticut; El Paso, Texas, y cientos de otros tiroteos masivos en las últimas dos décadas, miles de manifestantes se manifestaron contra la violencia armada el sábado en Washington, DC y otras ciudades del país.

Con sus pancartas, cánticos y mera presencia, condenaron el redoble de los tiroteos masivos en Estados Unidos y renovaron un llamado, hasta ahora inútil, para que la legislación federal limite el uso de las armas de estilo militar que han hecho que muchos de ellos posible. Muchos prometieron luchar contra la inacción en las urnas.

🚨 Oferta por tiempo limitado | Express Premium con ad-lite por solo Rs 2/día 👉🏽 Haga clic aquí para suscribirse 🚨

Lo mejor de Express Premium
De primera calidad
Familias en Prayagraj 'lista' temible sombra de excavadoraDe primera calidad
Esquema de contratación de Agnipath: por qué puede ayudar a reducir el aumento de salarios, pensi...De primera calidad
Confidencial de Delhi: On Light PathDe primera calidad

“Llevaré sus pensamientos y oraciones a las urnas”, decía un cartel llevado por Maria Vorel, de 67 años, en el Monumento a Washington.

El mitin de Washington se sumió brevemente en el pánico cuando, después de un momento de silencio por las víctimas del tiroteo de Uvalde, un hombre arrojó un objeto no identificado a la multitud. Cientos de personas salieron corriendo del escenario del mitin después de que el hombre aparentemente gritó: “Yo soy el arma”, informó la estación de televisión local WUSA.

Un orador calmó rápidamente a la multitud gritando al micrófono: “¡Por ​​favor, no corran! ¡Aquí no hay problema!” Agentes de la Policía de Parques de Estados Unidos detuvieron al hombre. Un portavoz de la Policía del Parque dijo que no se encontraron armas y que se desconoce el motivo del hombre. Fue acusado de alteración del orden público e interrupción de una reunión y fue puesto en libertad con una citación, dijo el portavoz.

Frontera de México Una caravana de unos 6.000 migrantes, muchos de ellos de Venezuela y con la intención de llegar a los Estados Unidos, atraviesa Tapachula, México, cerca de la frontera con Guatemala, el 6 de junio de 2022. (Alejandro Cegarra/The New York Times)

Las manifestaciones, organizadas por March for Our Lives, fueron una repetición de las manifestaciones patrocinadas por el grupo estudiantil que atrajo a cientos de miles de personas en 2018, después de la masacre en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland.

Artículo Recomendado:  ¿Cuándo es el equinoccio de otoño de 2022? ¿Es el comienzo del otoño?

Esta vez, la manifestación en Washington siguió a un tiroteo el mes pasado en un supermercado de Buffalo que dejó 10 negros muertos y otro en una escuela primaria en Uvalde que mató a 19 escolares y dos maestros.

Las protestas del sábado se desarrollaron en cientos de ciudades de todo el país y en algunos lugares de Europa.

Aquí hay algunas escenas de mítines en todo el país.

Washington DC

Se vistieron para la ocasión.

Los miles de personas que se manifestaron en un raro día fresco y húmedo de junio llevaban el mensaje en sus camisetas: “Desarmar el odio”; “En realidad, las armas matan gente”; “Las mamás exigen acción”.

Jeremy Brandt-Vorel, un experto en marketing de 32 años de Alexandria, Virginia, e hijo de Maria Vorel, recordó haberse escondido entre los arbustos en su parada de autobús en 2002, cuando dos hombres aterrorizaron el área de Washington con una serie de ataques mortales de francotiradores. ataques

“Creo que la mayoría de los estadounidenses quieren un control de armas basado en el sentido común, pero no están representados en el Congreso”, dijo.

Sarah Kirkland, una estudiante de último año de 17 años de la escuela secundaria John R. Lewis en Springfield, Virginia, dijo que había estado practicando simulacros de encierro en el aula desde el jardín de infantes. Y ella estaba cansada de eso.

“Cuando ocurrió el tiroteo en Sandy Hook” en 2012, “yo tenía la edad de las víctimas”, dijo. Ahora, dijo exasperada, tiene un par de meses menos que el pistolero de Uvalde.

«Es ridículo.»

Nueva York

Unas 1.000 personas marcharon por el puente de Brooklyn desde Cadman Plaza hasta un área escondida entre las torres del distrito financiero de Nueva York que fue sede de las protestas de Occupy Wall Street hace una década.

Los manifestantes, incluida una banda de marcha con sombreros de plumas blancas, dijeron que su objetivo era convertir un movimiento en un bloque de poder que pudiera lograr límites razonables de armas de fuego.

“Ya es suficiente”, cantaron, puntuando los discursos que incluían una oración de una línea de un niño de 9 años: “Por favor, no disparen cuando estoy aprendiendo”.

La gente asiste a una manifestación de March For Our Lives contra la violencia armada en Albany, Nueva York, el sábado 11 de junio de 2022. Se programaron más de 300 manifestaciones en el país el sábado. (Cindy Schultz/The New York Times)

Roxand Tucker, de 48 años, y Angelina Tucker, de 52, que son hermanas, habían marchado antes, en Central Park, después del tiroteo en la escuela de Parkland. “Es indignante que sigamos haciendo esto”, dijo Roxand Tucker, maestro durante 14 años en la escuela secundaria Ditmas Park en Brooklyn. «Desconcertante, en realidad».

atlanta

Julvonnia McDowell, de 43 años, perdió a su hijo de 14 años en 2016, luego de que le disparara “un niño de 13 años que obtuvo acceso a un arma de fuego no asegurada”.

McDowell vino con cientos de personas a la Iglesia Bautista Ebenezer, donde Martin Luther King Jr. una vez dirigió la congregación, para exigir límites en las armas de fuego que evitarían que otros experimentaran el dolor que ella ha sentido.

“La gente puede imaginarlo, pero no lo está viviendo”, dijo.

Joe Scott, de 37 años, trabajador social y veterano del ejército de EE. UU., y Caylynn Scott, educadora de 34 años, vinieron a protestar desde Tyrone, Georgia, aproximadamente a una hora de Atlanta, con su hijo de 3 años y su hijo de 18 años. hija de un mes. Scott, que estaba embarazada de otro niño, dijo que cada tiroteo en la escuela hacía que ir a clase fuera aún más aterrador.

Empujando una carriola doble con patas diminutas colgando del frente, los Scott sostenían un cartel que decía: «Marchamos por SUS vidas».

San Antonio

Mientras Frank Ruiz, de 41 años, miraba las noticias sobre el tiroteo en las cercanías de Uvalde, dijo que su hija de 8 años lo acribilló a preguntas: «¿Cómo pudo suceder esto?». «¿Esto ha pasado antes?» Y finalmente: “¿Qué podemos hacer al respecto?”

Eso llevó a Ruiz, un empleado de servicios financieros y padre de tres hijos, a unirse a cientos de personas más para una marcha desde el Parque Milam de San Antonio hasta el Ayuntamiento. También se dirigió a la multitud.

“Soy uno de ustedes”, dijo. “Soy padre y estoy cabreado, asustado y cansado de las armas”.

Danna Halff, cuya familia es dueña de un rancho no muy lejos de Uvalde, dijo que su esposo le regaló un rifle por su aniversario. Pero llamó a la multitud a instar a los líderes estatales a respaldar nuevos límites sobre quién puede comprar y usar armas de asalto.

“Ocurrió de nuevo”, dijo sobre la tragedia en Uvalde, “y sigue sucediendo”.

los Angeles

Varios cientos de personas se manifestaron frente al Ayuntamiento de Los Ángeles antes de marchar por el centro de la ciudad en apoyo de las nuevas restricciones de armas. Heather Stephenson, de 58 años, viajó desde San Bernardino, California, el sitio de un tiroteo masivo en 2015 que mató a 14 personas, a la manifestación con un cartel que decía «Ya basta» en un lado y «Leyes de armas sanas» en el otro.

“Tienes que mantenerte en contacto con las personas que están en el poder y debes mantener la presión sobre ellos”, dijo Stephenson, quien se retiró de la enseñanza en escuelas públicas el 3 de junio.

Rosemary Soliz, de 41 años, que se había unido a protestas anteriores por la violencia armada, llevó a su hijo de 10 meses, Diego Tinajero, al evento de Los Ángeles. Era la primera vez que llevaba a uno de sus hijos con ella.

“Como madre, realmente me está molestando más en este momento”, dijo. “Solo queremos que se haga algo. Estamos cansados ​​de que pase lo mismo una y otra vez”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba