Economía

Los ministros de economía del G20 aprueban un acuerdo fiscal global

Las economías más grandes del mundo han apoyado un acuerdo de reforma fiscal global que impondría un impuesto mínimo a las corporaciones multinacionales, lo que aumentaría la presión sobre un pequeño número de países reacios a firmar el acuerdo.

Los ministros de economía y banqueros centrales del G20, que se reunieron en Venecia el sábado, emitieron un comunicado conjunto respaldando el tratado fiscal acordado por los países del G7 el mes pasado y por 130 países en la OCDE en París a principios de este mes.Las discusiones que se realizan mensualmente fueron respaldadas.

El comunicado decía que el acuerdo era “un acuerdo histórico sobre una arquitectura fiscal internacional más estable y más justa” y el G20 invitó a “todos los miembros de la OCDE. . . que aún no se han adherido al acuerdo ”.

En las negociaciones, pidió a todos los países que “aborden rápidamente las cuestiones pendientes y completen los elementos de diseño” para la próxima reunión del G20 en octubre.

Janet Yellen, secretaria del Tesoro de Estados Unidos, dijo que el G20 intentaría que los pequeños países negativos, incluidos Irlanda y Hungría, aceptaran el acuerdo, pero que no era absolutamente necesario para avanzar.

«No es absolutamente necesario que todos los países estén a bordo», dijo.

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, describió el acuerdo fiscal como «una revolución fiscal única en un siglo».

«Se acordó la reforma de la tributación internacional y no hay vuelta atrás», dijo.

Los próximos pasos para la cumbre del G20 en octubre serán establecer una tasa impositiva mínima acordada a nivel mundial y determinar cómo se repartirán las ganancias fiscales entre los países.

Artículo Recomendado:  El mapa interactivo le permite explorar los sitios arqueológicos de Inglaterra

Ocho países, incluidos Irlanda, Barbados, Hungría y Estonia, se han abstenido de acordar el impuesto mínimo del 15 por ciento, que cuenta con el apoyo de EE. UU., China, India y la mayoría de los países de la UE. Otros reductos son Sri Lanka, Nigeria, Kenia y San Vicente y las Granadinas.

Algunos países con impuestos bajos y centros de inversión como las Bahamas y Suiza ya se han registrado.

Perú originalmente no firmó porque no tenía gobierno en el momento del acuerdo, pero ahora tiene 131 signatarios.

Si bien el apoyo político del G20 impulsará los esfuerzos hacia un acuerdo final, que se espera que se implemente en 2023, quedan problemas técnicos clave y es poco probable que se resuelvan este fin de semana.

Estos incluyen varios acuerdos de exclusión que permitirían a algunos países utilizar la exclusión voluntaria del acuerdo para fomentar la inversión.

Otro obstáculo probablemente sea la oposición republicana en el Congreso de los Estados Unidos; Es probable que el presidente Joe Biden necesite la aprobación del Congreso para al menos algunos elementos de la propuesta.

Kevin Brady, el republicano de alto rango en el Comité de Medios y Maneras de la Cámara de Representantes, ha descrito el acuerdo como «una rendición económica peligrosa que envía empleos estadounidenses al extranjero».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba