Inmobiliaria

EXPLICADO: Cinco cosas que debes saber sobre la nueva Ley de Vivienda de España para 2022

El gabinete de ESPAÑA aprobó la entrada de la Ley de Vivienda en el debate parlamentario y los ministros esperan que las nuevas medidas sean permanentes en unos meses.

Los planes elaborados por el partido de izquierda Unidas Podemos prometen reformas radicales que cambiarán la faz del mercado inmobiliario español.

Y la ministra de Derechos Sociales de Unidas Podemos, Iona Belarra, insiste en que el proyecto de ley se convierta en ley ‘intacto’.

En el centro de la Ley de Vivienda se encuentra el control de los precios de alquiler, los impuestos pagados sobre las casas deshabitadas, las ayudas para los menores de 35 años y los incentivos fiscales para los propietarios que hagan cola.

La ley ya ha recibido duras críticas del Consejo General del Poder Judicial de España (CGPJ) por ‘interferir’ en las competencias autonómicas descentralizadas.

La Confederación Nacional de Empresas de la Construcción (CNC) de España criticó que los planes ‘ahuyentarían’ la inversión extranjera en España.

Los analistas de mercado también han dicho que los pagos de alquiler a los menores de 35 años son ineficaces en las ciudades más grandes de España.

Aquí hay cinco aspectos clave a punto de someterse a escrutinio en el Congreso y el Senado nacional de España.

Impuesto sobre la vivienda (IBI) sobre viviendas deshabitadas

Las casas vacías verán un impuesto a la vivienda (IBI) más alto si la Ley de Vivienda se convierte en ley.

El texto presentado incluye planes para aumentar el IBI un 150% a las viviendas que lleven vacías más de dos años.

Los impuestos más altos también afectarán a cualquiera que tenga más de cuatro casas en un municipio.

Además, las nuevas leyes de vivienda pretenden dificultar aún más el arduo proceso de los desahucios en España, con los jueces decidiendo sobre los casos de familias vulnerables que no han pagado el alquiler.

Control de alquileres en zonas ‘tensas’

Una característica clave de la Ley de Vivienda en España abordará los precios de alquiler en áreas ‘tensas’.

Se definirán tales áreas donde los precios de alquiler superen el 30% de los ingresos de un arrendatario o áreas en las que los alquileres hayan aumentado un 5% por encima de la inflación (IPC).

El mecanismo dejará que los ayuntamientos decidan qué zonas definir como ‘tensas’ durante un mínimo de tres años.

Las áreas se someterán a una revisión de los precios de alquiler después de 18 meses, antes de decidir si prorroga la designación.

Bonificaciones e incentivos fiscales para propietarios en zonas ‘tensas’

Los propietarios en cualquier zona ‘tensa’ podrán reclamar hasta el 90% de devolución de su IRPF si cumplen con las nuevas reglas.

Estas reglas se entienden incluidas en la reducción de los precios de alquiler en un 5% sobre el lágrima anterior.

Cualquier persona que alquile por primera vez entre 18 y 35 años disfrutará de hasta un 70% de devolución de su IRPF.

Si un propietario realiza reformas que mejoran la eficiencia energética, puede obtener hasta un 60% de descuento en su IRPF.

No habrá congelación de precios en contratos de más de 10 años en áreas ‘tensas’, lo que permitirá a los propietarios aumentar los precios en un 10% si se extiende un contrato.

Los arrendatarios disfrutarán de la opción de prorrogar un contrato por un máximo de tres años en las mismas condiciones.

Desarrollo de vivienda social

El gobierno de España también planea capturar el 30% de las nuevas construcciones como ‘viviendas protegidas’ para ‘alquiler social’ reducido.

Para asegurarse de que los desarrolladores no salgan perdiendo, el gobierno podría ofrecer pagos, contratos de terrenos o prórrogas del 30% a los proyectos en marcha.

Apoyo al alquiler para adultos jóvenes

Una política emblemática de la nueva ley de vivienda de España es el ‘bono joven’ para animar a los menores de 35 años a salir de casa.

Esta medida ya fue aprobada a principios de enero y promete una bonificación de 250 € al mes para cualquier persona menor de 35 años (que tenga un salario inferior a 24.318 €) que alquile un piso.

Estudios recientes muestran que España tiene una de las proporciones más altas de jóvenes que viven con sus padres en Europa: hasta el 55% de los jóvenes de 25 a 29 años en 2020.

La medida ha sido criticada ya que las reglas limitarían los pagos a los apartamentos con un precio máximo de alquiler mensual de 600 euros.

Según un estudio de Fotocasa solo el 1,4% de las viviendas en Madrid se sitúan por debajo del umbral de los 600€, y en Barcelona solo el 0,8%.

LEE MAS:

Artículo Recomendado:  Entra en vigor la reforma fiscal española sobre las plusvalías

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba