España

El Rey de España utiliza mensaje de Navidad para renovar promesa de ser modelo de ‘integridad pública y moral’

El rey Felipe VI de España ha utilizado su tradicional mensaje de Nochebuena para alejarse aún más del gobierno de su padre a fin de año y especular que el caído en desgracia Juan Carlos está listo para regresar a España y asumir un papel en la vida pública.

El monarca, de 53 años, que subió al trono hace siete años tras la abdicación de su padre, también destacó la lucha constante contra la pandemia del coronavirus y las miles de personas afectadas por la erupción de La Palma.

En su discurso nacional, retratado frente al árbol de Navidad de su despacho en el Palacio de la Zarzuela, el monarca reiteró su compromiso de «convertirse en un ejemplo de integridad pública y moral».

El comentario es ampliamente visto como una referencia a la continua sombra que proyecta su padre, Juan Carlos, quien se ha visto envuelto en una serie de escándalos y permanece en un exilio autoimpuesto en Abu Dabi.

“Debemos estar donde constitucionalmente estamos; y asumir el deber que a cada uno de nosotros nos corresponde; respetar y obedecer las leyes y ser ejemplo de integridad pública y moral”, dijo el rey en su discurso de 14 minutos.

Hizo hincapié en que «siempre debemos tener en cuenta los intereses de las masas, tener en cuenta las preocupaciones de las masas, y siempre servir a las masas y satisfacer las necesidades de las masas».

Pidió «comprensión» y «cooperación» entre los líderes políticos españoles para «dignificar» y «fortalecer» las instituciones y generar «confianza ciudadana».

Las diferencias de opinión «no deben impedir un consenso para asegurar una mayor estabilidad, una mayor felicidad familiar y dar a las familias la tranquilidad necesaria para su futuro», ha dicho, refiriéndose a un año difícil en el que España y el mundo, como otros países, están luchando con la pandemia.

Artículo Recomendado:  España aprueba ley que permite abortar a niñas de 16 y 17 años sin permiso de los padres

Sin embargo, entregó un mensaje de esperanza y aliento a medida que España consolidaba su fase de recuperación después de lo peor de la pandemia y elogió los logros de España en el programa de vacunación.

“Hemos avanzado sustancialmente”, aunque advirtió contra la autocomplacencia porque “los riesgos no han desaparecido”.

“Debemos seguir siendo cuidadosos, protegernos y actuar con la máxima responsabilidad individual y colectiva”, advirtió.

Elogió a los trabajadores de la salud por sus esfuerzos durante la pandemia y recordó a quienes fueron víctimas del virus.

El jefe de Estado español también se refirió a las nefastas consecuencias sociales y económicas vividas tras la pandemia y expresó su preocupación por el aumento del número de personas «en estado vulnerable», «sobre todo entre los jóvenes», debido al alza del suministro eléctrico y la precariedad laboral .

Terminó su discurso con un mensaje especial para los residentes de la isla de La Palma, muchos de los cuales han visto sus hogares y medios de vida destruidos por la erupción volcánica de tres meses. “Nuestro corazón y nuestro pensamiento siguen estando con ustedes. Nos sentimos muy cerca”, dijo.

Lea también:

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba