Muy Interesante

Cuando ‘Macarena’ dominaba el mundo en 1996

Los del Ríos “Macarena” se convirtió en el segundo número uno más largo en la historia de Billboard, vendiendo 14 millones de copias y provocando una locura de baile que se extendió desde los Juegos Olímpicos hasta la Convención Nacional Demócrata. Hay maravillas de un solo golpe y luego están Una maravilla de éxito.

En el verano de 1996, no importa cuánto lo intentaste, no podías escapar del himno de la fiesta. Sin embargo, no fue un éxito de la noche a la mañana. Y tampoco los iguales de 48 años que entregaron sus pegadizos anzuelos.

El presidente y la bailaora de flamenco

De hecho, Antonio Romero Monge y Rafael Ruiz Perdigones iniciaron su carrera de flamenco pop en la localidad andaluza de Dos Hermanas cuando eran toreros adolescentes. Aunque el dúo comenzó como un negocio local, gradualmente se hicieron un nombre en el resto de España ya que tuvieron que cuidar a sus familias después de la muerte de sus padres. Tu primer álbum Luces de Sevilla, llegó a las estanterías ya en 1967. Cuando “Macarena” se embarcó en el lento viaje hacia la dominación mundial, su discografía era claramente de dos dígitos.

Este lento viaje comenzó en los lugares más inverosímiles: una exclusiva fiesta venezolana en la casa de Carlos Andrés Pérez, el expresidente del país. Aquí es donde la mitad de Los del Río, que en ese momento estaba de gira por Sudamérica, encontró su musa. Monge estaba tan fascinado con la profesora de flamenco de Caraca, Diana Patricia Cubillán Herrera, y sus intentos de entretener a los dignatarios presentes que improvisó un homenaje melódico en el acto.

«¡Diana, dale a tu cuerpo alegría y cosas buenas!» (traducido libremente como «Dale un poco de alegría a tu cuerpo, Diana») también formaría la base de una canción completa que Monge solo necesitó media hora para escribir. Esta versión ha sido renombrada para honrar a su hija Esperanza Macarena, un movimiento un poco desafortunado dados los temas líricos del exitoso remix, y apareció por primera vez en el LP de 1993 del dúo. me gusta esto.

Llegan los Bayside Boys

Pero “Macarena” viajó mucho más lejos que el catálogo de 30 años de Los del Río, literalmente. Sus ritmos de clave y cantos de himnos se convirtieron en un elemento básico en las pistas de baile de los cruceros y, finalmente, se abrieron camino en los clubes en tierra. Pronto, DJs como Jammin Johnny Caride fueron bombardeados con solicitudes cada vez que tocaban los platos.

Artículo Recomendado:  Dentro del Asilo Trans-Allegheny y su inquietante historia

Caride, quien también fue presentador habitual de la estación de radio Power 96 en Miami, está casi tan involucrado en la historia de la Macarena como Los Del Río. Reconociendo la naturaleza contagiosa de la canción, el DJ contrató a los socios del sello discográfico Carlos de Yarza y ​​Mike «In the Night» Triay para crear una versión bilingüe que pudiera reproducirse en su programa.

The Bayside Boys Mix no solo agregó algunas palabras en inglés a «Macarena», sino que reemplazó los bulliciosos ritmos latinos del original con un simple ritmo dance-pop (una idea que el dúo de producción español Fangoria afirmó en una demanda fallida que se originó). Probó la risa de Alison Moyet de “Situation” de Yazoo y las melodías vocales del grupo de pop indie británico “Higher and Higher” de The Farm y le dio la mitad de su tiempo de ejecución a la futura cantante de Miami Sound Machine, Carla Vanessa.

La contribución de este último también cambió el carácter general de la ruta. Mientras Monge escribió “Macarena” como una oda lúdica a un profesor de baile flamenco, los Bayside Boys reutilizaron sus textos inofensivos para crear una narrativa más atrevida en general. Sí, como descubrió recientemente la generación TikTok, los versos se refieren a una joven que le da a su «cuerpo un poco de alegría» en forma de trío con los dos mejores amigos de su amigo del ejército ausente.

De papas a políticos

Aún así, pocos prestaron atención a historias tan promiscuas en ese momento. El Vaticano ciertamente no lo era; Los del Río fue invitado a conocer tanto al Papa Juan Pablo II como a la Madre Teresa. En cambio, tanto los anzuelos ridículamente adictivos como otra parte importante del fenómeno Macarena ocuparon un lugar central: el video que los acompaña.

Una de las 10 mujeres jóvenes vistas lanzando algunas formas entre la neoyorquina Mia Frye, de mediana edad y residente en París, fue la responsable de su memorable coreografía. Y al crear una rutina que incluso un «niño sin sentido del ritmo» podría dominar, ayudó a «Macarena», Vogue de Madonna, The Carlton de Alfonso Ribeiro e incluso el baile en línea «Achy Breaky Heart» de Billy Ray Cyruss a superar como el mejor la década se puede copiar.

Para cuando terminó su carrera de 14 semanas en la cima del Hot 100 de EE. UU. En noviembre de 1996, después de que anteriormente había tardado 33 semanas en llegar allí, «Macarena (Bayside Boys Mix)» había superado con creces el estatus de novedad número uno. Fue un gigante de la cultura pop.

El equipo de gimnasia femenino estadounidense llamado Magnificent Seven celebró su triunfo en los Juegos de Atlanta con un guiño a los pasos un poco menos exigentes de la canción. El ícono de Broadway, Chito Rivera, encabezó la fila de macarenas más grande del mundo frente a 50,000 espectadores en el Yankee Stadium. Incluso dominó la Convención Nacional Demócrata de este año, con Hillary Clinton participando en un baile medio incómodo mientras Al Gore se burlaba de su propia reputación de madera con una demostración inmóvil.

Macarena 2.0

Como era de esperar, “Macarena” resultó ser una especie de albatros alrededor del cuello de Los del Río. Solo aparecieron en las listas de Billboard una vez más, con una versión festiva que lanzó perezosamente algunas campanas de trineo y un popurrí de villancicos a la mezcla. Y simplemente no desapareció. Hubo portadas exitosas del dúo canadiense Los del Mar, el artista de hardcore techno holandés MC Rage y el colectivo country The GrooveGrass Boyz. Sigue siendo un elemento básico de las pistas de baile de bodas y del nostálgico programa de clips «I Love the ’90s», ya que ahora disfruta de una nueva vida como fuente de un desafío de baile viral.

No es que Monge y Perdigones estén amargados si no golpean el rayo dos veces. De hecho, los amigos de toda la vida han seguido tomando la ruta, que según se informa todavía paga regalías de 250.000 dólares al año.

Lo han incluido en casi todos los álbumes que han lanzado desde entonces, tocando nuevas versiones con el líder de la banda André Rieu y el grupo de reguetón cubano Gente de Zona, y haciendo un cameo en el video de la improbable interpolación del rapero Tyga en 2019. Luego celebraron el 25 aniversario de su reinado en las listas de éxitos ofreciendo a los usuarios de Airbnb la opción de quedarse en su retiro andaluz (y disfrutar de una clase magistral de «macarena» de los propios hombres).

Y como dice el refrán: es mejor ser una maravilla de un solo éxito que no tener ningún éxito, como confirmó Monge en una entrevista con El país A principios de año: “Así como España solo se convirtió en campeona del mundo una vez, afortunadamente pudimos convertirnos en campeones del mundo en cuanto a música. En repetidas ocasiones nos preguntan cuándo compondremos otra “Macarena”, a lo que respondemos que ya lo hemos hecho. Deja que otros lo hagan ”. Un sentimiento noble, aunque parece poco probable que una futura canción del verano tenga el mismo efecto.

.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba