España

Sentido común de última hora | Noticias de la Gaceta de la Costa Tropical

Un hombre estaba a punto de comprar un piso en Granada en 2018 cuando decidió consultar con el registro: el piso estaba pendiente de demolición.

Sin embargo, ya había pagado 800 euros para reservar el inmueble a la inmobiliaria y luego otros 9.200 al propietario como enganche del piso en el Barrio de Santa Adela (Zaidín) que compraba por 42.000.

El vendedor había comprado el inmueble por 28.000 euros a sabiendas de que se iba a demoler, al igual que varios bloques de viviendas de esa zona por estar anticuados -el Ayuntamiento va a construir en su lugar viviendas modernas acordes con la normativa vigente-.

Su plan era venderlo para darle una vuelta rápida a un precio muy tentador y una buena ganancia para él, sin dejar entrever que estaba pendiente de demolición.

La víctima firmó entonces una escritura de compra con el propietario entregando una fianza de 9.200 euros, no fue hasta que lo hizo que se le ocurrió comprobar la situación legal del inmueble, y cuando lo hizo en el Ayuntamiento Hall, fue descubrir que la propiedad estaba incluida en el Plan de Expropiación de Santa Adela.

Presuntamente, los agentes inmobiliarios estaban metidos en el asunto, cuando llevaron a la víctima a ver el piso y dijo que estaba interesado, le exigieron una reserva de 800 euros, que pagó debidamente.

El propietario del piso y las dos personas de la inmobiliaria se enfrentan a una pena de 18 meses de prisión por estafa.

(Noticias: Ciudad y Área Metropolitana, Granada, Andalucía)

Artículo Recomendado:  THADER IMPRESIONANTE EN UN VOLANTE

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba