Noticias del Mundo

Enviado de China a Australia dice 2 naciones en ‘nueva coyuntura’ –

El embajador de China en Australia dice que las relaciones entre los dos países se encuentran en una «nueva coyuntura» con la elección de un nuevo gobierno australiano y las primeras conversaciones de ministro a ministro en más de dos años.

El embajador Xiao Qian hizo una evaluación optimista del potencial de la relación bilateral en un discurso de fin de semana ante la Sociedad de Amistad Australia-China en la ciudad de Perth, en la costa oeste. El discurso fue publicado el lunes en el sitio web de la embajada.

“El panorama internacional, político y económico está experimentando cambios profundos y complejos. La relación entre China y Australia se encuentra en una nueva coyuntura y enfrenta muchas oportunidades”, dijo Xiao.

“Mi embajada y los consulados generales de China en Australia están listos para trabajar con el gobierno federal australiano, los gobiernos estatales y amigos de todos los ámbitos de la vida para hacer avanzar la relación entre China y Australia por el camino correcto en beneficio de nuestros dos países y dos pueblos”, agregó Xiao.

El discurso de Xiao del sábado se produjo un día antes de la reunión de una hora del ministro de Defensa de China, el general Wei Fenghe, con su homólogo australiano, Richard Marles, al margen de una cumbre de seguridad regional en Singapur.

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

Artículo Recomendado:  La guerra de Ucrania exacerba los reveses económicos y sociales para las mujeres: Georgieva del FMI

Marles describió la reunión como un “primer paso crítico” para reparar las relaciones bilaterales. Pero los observadores desconfían de describir la reunión como el deshielo de un congelamiento diplomático entre los países.

Dennis Richardson, exjefe de Defensa, Relaciones Exteriores y la agencia de espionaje Organización de Inteligencia de Seguridad de Australia, así como exembajador de Australia en los Estados Unidos, señaló que ambos gobiernos aprovecharon su primera oportunidad para tener contacto ministerial desde que el gobierno de Australia cambió en las elecciones. 21 de mayo.

Las relaciones bilaterales se habían agriado en los nueve años que una coalición conservadora había ocupado el poder.

“El hecho de que acordaron hablar en la primera oportunidad es digno de mención”, dijo Richardson a Australian Broadcasting Corp el lunes.

“No creo que debamos avanzar demasiado en esto. Tenemos un largo camino por recorrer”, agregó Richardson.

Malcolm Davis, analista senior en estrategia y capacidad de defensa en el grupo de expertos del Instituto de Política Estratégica de Australia, advirtió contra la exageración de la importancia de la reunión.

“Tuvieron una reunión de una hora donde intercambiaron, de manera franca y completa, sus respectivos puntos de vista. Eso no equivale a restaurar el statu quo ante de la relación australiana tal como existía antes de 2015, cuando la relación era razonablemente buena”, dijo Davis.

El primer ministro chino, Li Keqiang, escribió para felicitar al primer ministro australiano, Anthony Albanese, días después de su victoria electoral, en un gesto que algunos consideran que China busca restablecer la relación.

Albanese respondió instando a China a mostrar buena voluntad levantando una serie de barreras comerciales oficiales y no oficiales creadas en los últimos años a una variedad de exportaciones australianas por valor de miles de millones de dólares, incluidos carbón, vino, cebada, carne de res y mariscos.

Bates Gill, un experto en política exterior china de la Universidad Macquarie, sospechaba que Beijing no cedería en cuanto a las sanciones comerciales.

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

“Tendría que tener algún precio para que Australia acepte las demandas chinas. Simplemente no creo que la política en este momento vaya a permitir eso”, dijo Gill.

Las relaciones bilaterales alcanzaron nuevas profundidades a principios de la pandemia cuando Australia pidió una investigación independiente sobre los orígenes y las respuestas al COVID-19.

El último embajador de China en Australia ha establecido un tono más conciliador desde que llegó a Canberra en enero que su predecesor, Cheng Jingye.

Cheng advirtió en 2020 sobre los boicots comerciales chinos si Australia persistía con su llamado a una investigación de COVID-19.

Artículo Recomendado:  Black Summer Bushfires Australia: Lo que hizo la Cruz Roja con las donaciones de incendios forestales

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba