Cultura

El problemático mercado interior de alimentos del centro de la ciudad se rejuvenecerá después de la intervención del consejo en la Costa Blanca de España

El Ayuntamiento de TORREVIEJA tiene previsto devolver algo de vida al asediado Mercado de Abastos La Plasa en el corazón de la ciudad.

Han encargado a un estudio de ingeniería local que elabore un avalúo sobre el coste de rehabilitar (únicamente) la planta baja del otrora popular edificio.

Los tres pisos restantes seguirán suspendidos, después de años de mala gestión por parte de una serie de propietarios, desarrolladores y bancos.

Mucho se prometió en marzo de 2019 cuando un consorcio trabajaría con IMF, la cadena de cines, para dar vida a todos los niveles del edificio con hospitalidad, entretenimiento y salas de cine.

Sin embargo, la pandemia de Covid y el cierre posterior terminaron con esos planes.

Los planes actuales contemplan mejoras en la accesibilidad y seguridad de la planta baja, agregando más luz natural y artificial a lo que antes era un espacio oscuro.

Aún no se ha definido un presupuesto, pero los informes sugieren que las obras son asequibles.

Concesión La Plasa

Luego, se ofrecerían puestos vacantes a las empresas para revivir el mercado a su gloria anterior.

Con solo 14 de 37 puestos ocupados, la atmósfera vacía ha demostrado estar lejos de ser propicia tanto para los compradores como para las empresas.

El mantenimiento y la apariencia deficientes de la propiedad también tuvieron un efecto en cadena, y con menos negocios que atraen a menos personas, los bares y restaurantes vecinos también han sufrido.

Historia

En 2019, el empresario Enrique Riquelme de la Torre hizo una oferta para comprar las dos plantas superiores del edificio que llevaba dos décadas en estado de semiabandono.

Anteriormente habían sido propiedad de un consorcio inversor internacional, liderado por Solvia, la filial inmobiliaria de Banco Sabadell.

Se iban a invertir fondos significativos en la renovación de todo el edificio, con un multicine en su centro.

La Plasa Concesión 3

Con el último piso previamente designado como ilegal, el trabajo también implicaría legalizarlo.

El mercado de abastos fue inaugurado por el Ayuntamiento de Torrevieja en 1995 sin certificado de finalización, sin licencia de apertura y en un edificio que no encajaba en el proyecto inicial.

Riquelme, el concesionario del aparcamiento subterráneo del edificio, confiaba en que la compra pudiera ayudar a revitalizar la zona comercial de Torrevieja y el mercado municipal de la planta baja.

El ayuntamiento había derribado previamente el tradicional mercado de abastos de la plaza de Santa Isabel a principios de los noventa.

Bancarrota

Los anteriores propietarios habían entrado en concurso de acreedores y la mayor parte del inmueble pasó a manos de Banco Sabadell, que vendió entonces 23 concesiones al fondo de inversión Crofton Invest, por poco más de un millón de euros.

Crofton luego los vendió a otra empresa de inversión, pero se observaron pocas mejoras en el edificio.

Algunas tiendas dentro del edificio han tratado de seguir operando, pero con la caída de pasos y las escaleras mecánicas fuera de uso, fue una lucha cuesta arriba.

Los intentos realizados en 2011 por el ayuntamiento para atraer empresas a través de arrendamientos ventajosos también resultaron infructuosos.

TODAS LAS IMÁGENES DEL SITIO DE FACEBOOK “LA PLASA MERCADO CENTRAL”

LEER MÁS: Asaltan mercado turístico de Torrevieja en la Costa Blanca española por vender mascarillas falsas

Artículo Recomendado:  Sylvia Plath: ¿Será el poeta siempre moldeado por su muerte?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba