España

DESDE LA SARTÉN … Autoridades de Valencia, España, advierten del riesgo de incendios forestales al aliviar las restricciones de COVID

La relajación generalizada de las restricciones a la circulación dentro de España y Europa en general es aclamada por la mayoría como un regreso a la normalidad, pero es de esperar que no en relación con los incendios forestales.

Una pesadilla anual para la región de Valencia, el año pasado el número más bajo de hectáreas de bosques desde 1986 fue destruido por las llamas cuando se impuso una prohibición de viajar debido a la pandemia de coronavirus.

Pero las autoridades esperan una avalancha de visitantes a las zonas verdes de la comarca este verano, lo que ha disparado todas las alarmas dentro de los cuerpos de bomberos comandados por la Generalitat.

El gobierno estatal presentó ayer el título de la campaña de incendios de este año (martes 29 de junio) #StopAlFoc 2021 y está formada por más de 430 bomberos que siempre están a la espera de las operaciones de extinción y otros 740 profesionales que trabajan en obra para prevenir el estallido del fuego.

Además del aumento del movimiento, los expertos advierten que Valencia es también la región española con mayor riesgo de incendio por causas naturales como los rayos, además de la temporada de lluvias primaverales que se ha traducido en una fina capa de nueva maleza que podría servir como combustible para las llamas.

A la Agencia de Respuesta a Emergencias y Seguridad se le ha asignado un presupuesto de 89 millones de euros para la campaña 2021, reforzándose el departamento de telefonía 112 con un aumento del 17% de plantilla a partir de mañana (1 de julio).

Artículo Recomendado:  Seis regiones vitivinícolas de España disfrutan de la vendimia en otoño

Hasta 56 bomberos con 45 camiones de bomberos, nueve helicópteros y nueve aviones separadores de agua de la Generalitat trabajarán en coordinación con otras unidades, incluidos los bomberos provinciales, los socorristas, la Guardia Civil y la Policía Local.

La concejala de Agricultura Regional, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Molla, ha instado a vecinos y visitantes a «actuar con prudencia y sentido común» al visitar los espacios abiertos «.

Prácticas como asar a la parrilla al aire libre, tirar vidrios rotos y arrojar colillas de cigarrillos humeantes por las ventanas de los automóviles cuando se conduce por áreas de riesgo son particularmente peligrosas y se castigan con fuertes penas de prisión por negligencia.

En caso de comportamiento sospechoso, humo o llamas, se insta a los testigos a que llamen al 112 de inmediato.

SIGUE LEYENDO:

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba