Noticias del Mundo

Moscú afirma que el partido de Putin tiene ventaja electoral en la región anexada a Ucrania

La Comisión Electoral Central de Rusia afirmó el domingo que el partido Rusia Unida, un firme partidario del presidente Vladimir Putin, lideraba las votaciones locales en cuatro regiones ucranianas ocupadas por tropas rusas.

El Kremlin afirma haber anexado los territorios del este y del sur a fines del año pasado, aunque no tiene control militar total sobre ellos, y Ucrania y sus aliados han descartado las llamadas elecciones como una farsa.

Los datos publicados en el sitio web del comité supuestamente mostraron que los votantes en las regiones de Ucrania devastadas por la guerra, donde se abrió el frente de prensa, respaldaron a Rusia Unida después del recuento preliminar de votos.

También están previstas votaciones en toda Rusia antes de las elecciones presidenciales del próximo año, que se espera extiendan el gobierno de Putin hasta al menos 2030.

Sus oponentes están en el exilio o en la cárcel, y Moscú ha criminalizado las críticas a su conflicto en Ucrania y ha detenido a miles de personas que hablan.

Días antes de la votación, las autoridades instalaron colegios electorales móviles en los oblasts anexados de Donetsk, Luhansk, Kherson y Zaporozhye, que según Moscú fueron atacados por drones ucranianos.

Crimea, que Rusia anexó a Ucrania en 2014, también votará.

Los servicios de seguridad de Ucrania dijeron que habían compilado una lista de «colaboradores» que ayudaron a organizar la votación y prometieron tomar represalias.

‘Viva y trabaje en paz y satisfacción’

En la ciudad suroccidental de Rostov del Don, cerca de la frontera con Ucrania, que fue atacada esta semana por aviones no tripulados, dos votantes dijeron a la AFP que el conflicto era su principal preocupación.

Artículo Recomendado:  Principales acontecimientos el 5 de mayo

«Sólo queremos vivir en paz con los niños», dijo Nina Antonova, de 40 años, que era una niña.

«Todo el mundo está preocupado por este problema: la guerra. No tenemos otras preocupaciones», dijo Anatoly, un pensionista de 84 años que no quiso dar su apellido.

En Moscú, donde se están celebrando las elecciones a la alcaldía, hay pocos carteles de campaña.

El actual presidente Sergei Sobyanin, nacido en Siberia y leal al Kremlin desde 2010, ganó una reelección «convincente», dijo un alto funcionario electoral.

Durante sus 13 años al frente de la ciudad más grande de Europa, Sobyanin presidió numerosos proyectos a gran escala que transformaron el horizonte de Moscú.

En 2013, estuvo a punto de ser derrotado por el activista anticorrupción Alexei Navalny.

Navalny desestimó la votación mientras estaba en prisión y fue encarcelado en 2020 por antiguos cargos de fraude, que según sus aliados era una excusa para poner fin a su trabajo político.

Sobyanin derrotó al nieto de un veterano político comunista y a un candidato poco conocido de un nuevo partido conocido como «Pueblo Nuevo».

Antes de la votación, los residentes de Moscú elogiaron a Sobyanin por modernizar la ciudad.

«Ayer mismo se abrieron dos estaciones de metro», dijo a la AFP el estudiante Rukhin Aliyev, de 21 años.

«Moscú está floreciendo ante nuestros ojos».

El músico Kirill Lobanov afirmó que Sobyanin había actuado «muy bien» como alcalde, especialmente «el año pasado», cuando estalló el conflicto.

En los últimos meses, Sobyanin ha restado importancia al creciente número de ataques con aviones no tripulados ucranianos contra Moscú, que han impactado el Kremlin y se han estrellado contra el emblemático distrito financiero de la capital.

«Alerta máxima»

Este verano se siguen votando con precauciones de seguridad adicionales en medio de frecuentes ataques de Kiev en la frontera con Ucrania.

La votación en el distrito de Shebekino de la región de Belgorod, bombardeado, fue pospuesta «porque el gobierno está en alerta máxima», dijo Ella Pamfilova, jefa de la comisión electoral.

Los observadores dicen que una de las pocas carreras competitivas en las 11 zonas horarias de Rusia ha comenzado en la remota Jakasia, Siberia, donde el gobernador Valentin Konovalov busca la reelección.

En 2018, el comunista de 35 años derrotó a un candidato respaldado por el Kremlin después de una rara ola de protestas en la región montañosa escasamente poblada.

En las elecciones de este año, inicialmente se enfrentó al candidato respaldado por Moscú, Sergei Sokol, quien se presentó como un «héroe» premiado por el Kremlin por luchar en Ucrania.

Sokol se retiró en el último momento por motivos de salud. Konovalov es uno de los pocos líderes regionales que no cuenta con el apoyo del Kremlin pero que permanece en el cargo.

Artículo Recomendado:  Para los proveedores de servicios cristianos, la caridad en Haití es un caos

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba