España

Ley de Segunda Oportunidad: Cómo evitar la Quiebra y Volver a Empezar

En España se registraron 14.424 concursos de acreedores durante el año 2022, conforme a los datos del Consejo Asesor del Registro de Economistas Forenses. Hubo 4.755 concursos de empresas, y 9.669 concursos de personas físicas y autónomos. Gran parte de ellos culminaron con la declaración de quiebra de los deudores.

Según el economista Javier Santacruz, el número podría haber sido mucho mayor si el gobierno no hubiese establecido una moratoria sobre los concursos de acreedores y si no se hubiese realizado la reforma concursal que se efectuó en septiembre. La mayoría de los procesos concursales se dieron en los rubros de transporte, hostelería y alojamiento; que fueron los más afectados por la crisis sanitaria del 2020.

Muchos trabajadores autónomos y negocios pequeños relacionados con estas actividades han caído en la insolvencia durante la pandemia y continúan luchando por cancelar sus deudas hasta el día de hoy. Es importante que sepan que tienen la posibilidad de solicitar la ley de segunda oportunidad para librarse de esa carga y empezar desde cero con nuevos proyectos.

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

El Real Decreto-ley 25/2015, conocido como la Ley de Segunda Oportunidad, establece un procedimiento legal creado para que las personas insolventes puedan cancelar sus deudas y obtener el Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho. Esta norma tiene como objetivo evitar la quiebra de los deudores sin menoscabar los derechos de los acreedores.

Artículo Recomendado:  Los residentes en Gran Canaria mayores de 45 años y no vacunados pueden llamar al 012 | . pedir cita El canario

Este objetivo general se puede desagregar en tres objetivos específicos:

El primero de ellos es garantizar el cobro de la deuda. Mediante el proceso se reconoce el derecho de cobro de los acreedores y se establece un mecanismo de pago transparente. El segundo objetivo es agilizar los procesos. Se unifican todos los reclamos en un solo expediente, lo cual reduce significativamente el tiempo total de tramitación. El tercero es sanear la imagen del deudor. Le permite saldar sus deudas, liberarse de sus problemas económicos y financiarse para emprender nuevos negocios.

¿Cuáles fueron las reformas que sufrió la Ley de Segunda Oportunidad en 2022?

El Real Decreto 16/2022 reformó varios aspectos de la norma original. Algunos de los cambios más significativos son la derogación de la exigencia de intentar un acuerdo extrajudicial de pagos, la prescindencia de las figuras del mediador y el notario, y la reducción del tiempo de espera entre una solicitud de exoneración y la siguiente.

La nueva ley no exige la liquidación previa del total del patrimonio. De hecho, la prohíbe. El deudor puede plantear dos modalidades de cancelación. Por un lado, la exoneración de sus deudas con liquidación de parte de sus activos. Por el otro, la cancelación de deudas sin liquidación. En este caso  es común negociar un plan de pagos para satisfacer sus deudas con ingresos futuros.

¿Cuáles son los requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, el deudor deberá cumplir una serie de requisitos. Tendrá que demostrar que tiene deudas con al menos dos acreedores, que las contrajo de buena fe, que las mismas no superan los cinco millones de euros, y que no cuenta con patrimonio suficiente para pagarlas. La insolvencia puede ser actual o inminente.

Artículo Recomendado:  Los propietarios de propiedades en España se enfrentan a controles gubernamentales de alquileres en un nuevo esquema radical

El deudor también debe acreditar que no fue condenado por delitos económicos o delitos contra la administración pública en los últimos diez años. Este aspecto está estrechamente relacionado con la demostración de la buena fe al momento de contraer las deudas.

ley de la segunda oportunidad

¿Qué efectos tiene acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

El inicio de este procedimiento tiene múltiples efectos. A saber: se suspende el pago de las deudas, se paraliza el cómputo de intereses, y se interrumpen los embargos y las ejecuciones.

Una vez culminado el proceso y dictado el auto correspondiente, las deudas antiguas desaparecen. Las autoridades solicitan de oficio la eliminación de los datos del deudor de la base de datos de la Central de Información de Riesgos de España y de los ficheros de morosos. Debido a que el deudor ya no es considerado moroso, puede solicitar financiación para nuevos negocios.

¿Todas las deudas se pueden cancelar por medio de la Ley de Segunda Oportunidad?

Existen deudas que se consideran no cancelables. Entre las deudas que no se pueden exonerar se incluyen la pensión de alimentos de los hijos, los salarios de los trabajadores, los préstamos con garantía hipotecaria, y los créditos contra la masa.

Según la reforma del 2022, la deuda pública es parcialmente exonerable. Solo se pueden cancelar 10.000 euros de Hacienda y 10.000 euros de Seguridad Social. El excedente queda pendiente y debe contemplarse dentro del plan de pagos establecido.

Artículo Recomendado:  ¿Está España en la lista roja del Reino Unido?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba