España

Legalización del cannabis en Europa: crece el movimiento por la reforma

La legalización de la marihuana ha sido un tema candente de debate en todo el mundo durante años, y Europa no es una excepción. Mientras que algunos países han legalizado el uso de la planta con fines médicos o recreativos, otros todavía están considerando sus opciones. A medida que más y más países de todo el mundo cambian sus leyes sobre el cannabis, la cuestión de si Europa hará lo mismo se vuelve cada vez más importante. En este artículo, exploramos el caso de la legalización del cannabis en Europa, su estado actual y los posibles desafíos.

El caso de la legalización de la marihuana

Comencemos con el caso en sí. Hay varios argumentos a favor de la legalización de las plantas. Nos centraremos en dos de los temas más críticos. El primer argumento importante es que puede reducir los daños relacionados con las drogas al proporcionar productos más seguros y más regulados. Se ha demostrado que las prohibiciones aumentan los riesgos relacionados con el consumo, ya que los usuarios se ven obligados a recurrir al mercado negro para obtener suministros.

Legalizar la marihuana garantizaría su acceso a un producto más seguro. También puede proporcionar medidas educativas y de reducción de daños para reducir los peligros asociados con el consumo de drogas. Habrá más recursos que destaquen los elementos esenciales del consumo de plantas y más tiendas para comprar productos premium. Es probable que la mayoría de estos estén disponibles en línea para facilitar el acceso a la información y la compra de productos. Sin embargo, según los conocimientos del experimentado equipo de MjSEO.Agency, tanto las tiendas como los recursos de información necesitan una optimización de plataforma premium para que los consumidores puedan encontrarlos en línea.

El segundo argumento que queremos mencionar es que la legalización también puede generar muchos ingresos fiscales para el gobierno. En los EE. UU., donde se aprobó la planta luego de la aprobación de la Ley Agrícola de 2018, se espera que el mercado legal de cannabis tenga un valor de más de $ 13 mil millones en 2022 y genere miles de millones en ingresos fiscales para los gobiernos estatales. En Canadá, las ventas directas de marihuana en los primeros 5 meses y medio de la legalización generaron $140 millones en ingresos fiscales para los gobiernos federal y provincial. Con estas cifras en mente, en Europa, un mercado legal de marihuana podría dar un gran impulso a la economía.

Artículo Recomendado:  La estatua del ex rey desata la polémica con un rifle apuntando al oso simbólico de Madrid

marijuana

estado actual

En Europa, la legalización de la marihuana ha recibido atención en los últimos años. Si bien el cannabis sigue siendo ilegal en la mayoría de los países, algunos países han introducido nuevas reformas cuando Malta se convirtió en el primer país de la UE en legalizar el consumo personal de cannabis.

Alemania

Después de Malta, Alemania también se ha sumado al fervor por la legalización. Según los informes, el gabinete federal del país acordó un plan para comenzar un largo proceso para permitir el cultivo, el cultivo (hasta dos o tres plantas por persona) y la distribución de cannabis. El esquema propuesto también legalizaría la compra y tenencia de 20 a 30 gramos de la planta para consumo personal y venta a través de tiendas especializadas. Cualquier persona menor de 18 años todavía tiene prohibido usarlo.

España

Actualmente, el uso personal y el cultivo de plantas de cannabis es legal en España. El país es considerado uno de los «mejores lugares del mundo para consumir cannabis» en términos de experiencia del consumidor. Parte de la razón es que las plantas de alta calidad son bastante fáciles de conseguir en muchas ciudades. Pero principalmente por el club de campo. Si bien las comunidades cannábicas de otros países apenas comienzan a descubrir el concepto de uso social de las plantas, este país lo ha perfeccionado en gran medida.

Sin embargo, España todavía tiene muchos obstáculos que superar en términos de política pública. De hecho, actualmente se están realizando esfuerzos en tres áreas para reformar las leyes estatales sobre la marihuana para garantizar una industria estatal próspera. Estos son el cannabis de uso adulto, el cannabis medicinal y el cannabis industrial.

En cuanto al uso de adultos, se han presentado cuatro leyes en el Congreso y el Senado para regularlo. Aún así, hasta el momento, ninguno de ellos tiene la mayoría necesaria para su aprobación. Como resultado, se espera que el próximo año electoral incluya el tema de la regulación de la marihuana en la agenda política.

En 2021, el Congreso español aprobó la resolución para proporcionar a los pacientes cannabis medicinal. Está previsto que se implante una vez que la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) aconseje cómo hacerlo. Sin embargo, las regulaciones propuestas se limitan al canal farmacéutico, es decir, productos terminados, no flores botánicas.

Finalmente, el uso de flores sigue prohibido, incluso para la extracción no regulada de cannabinoides. Esta postura de las autoridades españolas ha suscitado numerosos procedimientos judiciales. Recientemente, la Corte Suprema confirmó la visión restrictiva de las autoridades del país en un fallo. El caso está en completo conflicto con la ola de transformación positiva del cannabis que está ocurriendo en Europa.

Portugal

Cabe destacar Portugal, que legalizó la marihuana medicinal en 2018. Se ha convertido en una base importante para que las empresas canadienses y estadounidenses se afiancen en la industria europea del cannabis medicinal.

Actualmente, las licencias de cultivo aquí son válidas por un año y deben renovarse anualmente (presentando una solicitud a Infarmed). Por otro lado, el proceso de obtención de una licencia minera requiere de una autorización adicional. Lo mismo ocurre con las ventas, importaciones y exportaciones de marihuana medicinal al por mayor. Como primer país de la UE en legalizar la sustancia ilegal en 2001, Portugal ahora presenta una gran oportunidad en el cannabis; su mercado parece estar estrictamente controlado y regulado.

Suiza

Suiza también es digna de mención. Ha permitido la venta de marihuana medicinal (con menos del 1% de THC) desde 2011 y legalizó la marihuana recreativa en 2013. Una de las cosas notables e impactantes que hay que tener en cuenta últimamente es el plan de Zúrich. El Gobierno ha aprobado el proyecto de ley para establecer un programa piloto de venta y consumo de cannabis, que se prevé que comience en el verano de 2023. El país está ampliando un programa piloto para legalizar la planta para examinar su impacto en la población.

Aún así, algunos países europeos mantienen estrictas prohibiciones de cannabis. Esto tiene que ver principalmente con algunos de los desafíos que puede presentar la legalización.

¿Cuáles son los retos?

A pesar de los beneficios potenciales de legalizar la marihuana, existen algunos desafíos que deben tenerse en cuenta. Una de las principales preocupaciones son los riesgos potenciales para la salud asociados con el uso de esta planta. Aunque generalmente se considera que ciertas variedades de cannabis tienen efectos secundarios mínimos, eso no significa que estén libres de riesgos. El consumo intensivo de cannabis está asociado con un riesgo sustancial de problemas de salud mental como la psicosis, y también puede afectar negativamente la memoria, la concentración y la motivación.

Otro desafío es el potencial de un mayor uso, especialmente entre los adultos jóvenes. Los críticos argumentan que la legalización podría conducir a un mayor consumo de la planta, lo que podría tener un impacto negativo en la salud y la seguridad públicas. Sin embargo, hay algunos estudios que muestran que la legalización de la marihuana no conduce necesariamente a un mayor uso. Por ejemplo, en los Estados Unidos, el uso por parte de los adolescentes se ha mantenido estable, lo que sugiere que la legalización no ha afectado el uso por parte de los adolescentes.

envolver

La legalización de la marihuana es un caso complejo que implica equilibrar preocupaciones conflictivas sobre la salud pública, la seguridad y los beneficios económicos. Si bien existen algunos desafíos con este tema, existe una creciente evidencia de que los mercados legales y regulados pueden ofrecer ventajas significativas de varias maneras.

El cambio de Europa hacia la reforma del cannabis es un paso positivo hacia un enfoque más humano y basado en la evidencia de la política de drogas. Con actitudes cambiantes y más y más países considerando la legalización de fábricas, es fundamental sopesar cuidadosamente todos los factores e implementar regulaciones para reducir el riesgo y maximizar los beneficios. Sin embargo, esto debe hacerse de manera responsable y transparente, con las garantías adecuadas para evitar daños a las personas y a la sociedad en su conjunto.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba