Noticias del Mundo

La comunidad LGBTQ de Japón lucha contra la tradición y la política ultraconservadora –

informe de tokio | sociedad | este de Asia

Las protecciones legales para las minorías sexuales han sido dolorosamente lentas en un país que se está poniendo al día.

anunciar

El barrio de Shinjuku en el centro de Tokio alberga una vibrante vida nocturna, rascacielos, santuarios y una próspera comunidad LGBTQ+. El barrio «Nichome» de Shinjuku es conocido por su proximidad a bares gay, cabaret transgénero y espectáculos fetichistas. Es un secreto a voces y un refugio seguro para miembros de la comunidad con ideas afines. Pero fuera de Nicombe, las minorías sexuales luchan por ganar aceptación en la vida cotidiana, en las escuelas y en el lugar de trabajo.

El mes pasado, Japón aprobó su primera ley para abordar la discriminación LGBTQ+. Su objetivo es promover la comprensión de las minorías sexuales, afirmando que los gobiernos nacionales y locales, los empleadores y las instituciones educativas deben «trabajar duro» para promover la diversidad sexual y la identidad de género. Pero los activistas criticaron la legislación por haber sido suavizada por miembros conservadores del parlamento japonés. La legislación no prohíbe explícitamente la discriminación contra la comunidad LGBTQ+ ni garantiza los derechos humanos.

La Alianza LGBTQ+ de Japón cree que la definición de «discriminación» es demasiado limitada, ya que la legislación estipula que solo se puede tolerar la «discriminación injusta». El estado tampoco tiene pautas sobre cómo implementar la ley. Los defensores de los derechos LGBTQ+ han condenado la controvertida disposición de última hora y han subrayado que las medidas legales deben implementarse de manera que hagan la vida «fácil para todos los ciudadanos». Los expertos señalaron que era poco probable que se implementara la legislación revisada porque la política tendría que considerar si una persona se sentiría incómoda con una política particular que promueva la inclusión de las minorías.

A pesar del revés, el gobierno sigue enfrentando la presión de los defensores LGBTQ+ y la comunidad internacional. A diferencia de sus aliados del G7, Japón aún tiene que legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. En 2015, algunos municipios locales introdujeron certificados de parejas del mismo sexo, que brindan algunos de los beneficios que normalmente se ofrecen a las parejas heterosexuales. También están tratando de facilitar que las parejas del mismo sexo alquilen, soliciten hipotecas y acepten procedimientos médicos. A la fecha, estos certificados se ofrecen en aproximadamente el 70% del país. Aunque no tienen fuerza legal, los partidarios tienen como objetivo aumentar la conciencia de la comunidad. Pero siete años después, la comunidad LGBTQ+ sigue luchando por un mayor reconocimiento y derechos humanos.

perfil diplomático

boletín semanal

Descubra las historias de esta semana, así como las historias para ver en Asia Pacífico.

Artículo Recomendado:  Teatro Bolshoi de Rusia cancela actuación de director clave

recibir boletín

El uso de los baños en público sigue siendo un tema polémico para las personas trans. Este mes, la Corte Suprema de Japón aprobó un fallo histórico a favor de una mujer transgénero que demandó a su empleador por restricciones en los baños en el lugar de trabajo. La funcionaria transgénero de 50 y tantos años es del Ministerio de Economía, Comercio e Industria (METI). Inicialmente, le pidió permiso a su supervisor para usar el baño de mujeres, pero solo se le concedió acceso a un baño de mujeres dos pisos más allá. La mujer transgénero presentó por primera vez una denuncia ante la Oficina Nacional de Personal en 2013, pero presentó una demanda en 2015 después de que se desestimara su denuncia. En junio, el Tribunal Superior de Tokio dictaminó que la restricción del uso del baño por parte de las mujeres transgénero era ilegal porque «excedía la discreción del departamento y, por lo tanto, es nula». El fallo es un gran avance para la comunidad LGBTQ+ en Japón. La demandante dijo que esperaba que el fallo inspirara un mejor trato a las minorías sexuales en los lugares de trabajo.

¿Te gusta este articulo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $ 5 por mes.

La relación del gobierno japonés con las minorías sexuales ha sido difícil. Según la Ley de casos especiales de trastornos de identidad de género de Japón, las personas transgénero deben someterse a cirugía o esterilización para ser reconocidas legalmente en función de su identidad de género. También deben tener un diagnóstico médico de trastorno de identidad de género para poder actualizar sus documentos de identificación.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, desconfía del matrimonio entre personas del mismo sexo. Dijo que la prohibición de Japón del matrimonio entre personas del mismo sexo no constituía discriminación e insistió en que el alcance de la constitución para el matrimonio era el matrimonio heterosexual. El gobernante Partido Liberal Democrático de Kishida tiene el porcentaje más bajo de legisladores que apoyan el matrimonio entre personas del mismo sexo. Los legisladores ultraconservadores del partido creen que su postura sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo va en contra de los valores familiares tradicionales. La oposición argumenta que la razón son los vínculos del PLD con grupos de interés de derecha como la controvertida Iglesia de la Unificación.

A lo largo de los años, las demandas de distrito han cuestionado la constitucionalidad de la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo. En 2021, el Tribunal de Distrito de Hokkaido Sapporo dictaminó que prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo era inconstitucional. Sin embargo, al año siguiente, el Tribunal de Distrito de Osaka dictaminó que el matrimonio entre un hombre y una mujer con fines de procreación era válido. Si bien confirmó la prohibición, el Tribunal de Distrito de Tokio dijo que la falta de protección para las familias del mismo sexo violaba sus derechos humanos.

anunciar

Al mismo tiempo, las actitudes sociales están cambiando, especialmente entre los jóvenes.una encuesta por noticias diarias Se reveló que el 65 por ciento de los japoneses piensa que el gobierno «no protege» los derechos de las minorías sexuales. La encuesta también encontró que más del 50 por ciento de los encuestados apoyaba el matrimonio entre personas del mismo sexo, y el 20 por ciento respondió «No sé», lo que sugiere que todavía hay espacio para que la sociedad en general aprenda sobre la diversidad y la aceptación sexual.

La integración de las minorías sexuales en la sociedad japonesa dominante es una lucha cuesta arriba. A pesar de algunos fallos legales favorables, los defensores de LGBTQ+ se enfrentan a obstáculos políticos significativos. Abrirse a la identidad LGBTQ+ de uno puede conducir al estigma y la discriminación, lo que lleva a las personas a ocultar su identidad de género y orientación sexual. Por ahora, áreas como Nichome en Tokio seguirán siendo santuarios acogedores para las minorías sexuales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba