Noticias del Mundo

Jefe militar de Sudán congela cuentas bancarias de grupos paramilitares rivales en medio de intento de tregua

El jefe militar de Sudán ordenó congelar todas las cuentas bancarias pertenecientes a las fuerzas paramilitares rivales. Las dos partes han estado luchando ferozmente en Sudán durante semanas, empujando al asediado país al borde de una guerra total.

El decreto, emitido por el general Abdel Fattah Burhan el domingo, tendrá como objetivo la cuenta oficial de RSF en el Banco de Sudán, así como las cuentas de todas las empresas pertenecientes al grupo, informó la agencia estatal de noticias SUNA.

No está claro qué impacto inmediato tendrá la congelación en las RSF y cómo se llevará a cabo la orden de Burhan.

Familias sudanesas cargan equipaje para protegerse del calor en el centro del campamento en la capital sudanesa, Jartum. REUTERS/Ibrahim Mohamed Ishak

El jefe militar también anunció el reemplazo del gobernador del Banco Central de Sudán, una medida que puede estar relacionada con la orden de congelamiento. Durante la última década, RSF ha amasado una fortuna sustancial a través de la adquisición gradual de instituciones financieras sudanesas y reservas de oro.

El ejército de Sudán dirigido por Burhan y las RSF comandadas por Mohamed Hamdan Daglo han estado enfrascados en una lucha de poder desde mediados de abril, lo que obligó a miles a huir a los países vecinos.

conflicto de sudán Evacuados sudaneses esperan bajo una ventana en el aeropuerto de Port Sudan. (Foto AP/Amr Nabil)

Gran parte del país ha estado sumido en el caos desde que estalló el conflicto. La capital, Jartum, se ha reducido a un campo de batalla urbano, y la región occidental de Darfur se ve sacudida por enfrentamientos tribales mortales. La violencia también mató a más de 600 personas, incluidos civiles, según la Organización Mundial de la Salud.

Artículo Recomendado:  El jefe de policía de Sheffield Lake, Anthony Campo, renuncia después del aviso de KKK

Los grupos de derechos humanos han acusado a las RSF de saqueos y ataques a gran escala contra civiles, así como de bombardeos indiscriminados de zonas residenciales por parte del ejército. Las dos partes han acordado varios breves ceses del fuego desde que comenzó la lucha, pero todos han sido violados. Las dos partes también intercambiaron acusaciones e intercambiaron amargas acusaciones de violaciones de los derechos humanos.

El ejército y las Fuerzas de Apoyo Rápido firmaron un acuerdo en la ciudad saudita de Jeddah el jueves pasado, comprometiéndose a proporcionar un paso seguro para los civiles que huyen del conflicto y proteger las operaciones humanitarias en el país del este de África.

Está en marcha un esfuerzo internacional, encabezado por Arabia Saudita y Estados Unidos, para tratar de convertir el acuerdo del jueves en una tregua duradera.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba