Cultura

EXPLICADO: Lo que necesitas saber sobre el explorador español Elcano mientras Sanlúcar de Barrameda en Cádiz se prepara para un aniversario muy especial

Se cumplen 500 años desde que el explorador español Juan Sebastián Elcano dio la vuelta al mundo.

El 6 de septiembre se cumple el aniversario de su regreso a Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) tras completar la notable hazaña, apenas dos décadas después de que Colón descubriera América.

Una celebración adecuada en la que participará una gran flotilla de barcos marcará el evento tanto en Sanlúcar como en la cercana Sevilla, el último puerto de escala.

La expedición había comenzado tres años antes, el 20 de septiembre de 1519, bajo el mando del célebre explorador Fernando de Magallanes.

Cinco barcos zarparon de Sanlúcar pero sólo uno volvió. No mucha gente se da cuenta de que el navegante portugués Magellan, tan a menudo acreditado con esta hazaña de exploración náutica, solo llegó a la mitad.

Réplica de la Victoria. Foto: Adobe Stock

A pesar de eso, Magellan había sido el cerebro: el hombre con el plan para encontrar una ruta comercial alrededor de las Américas hacia las Islas de las Especias.

Sin el favor del rey de Portugal (por razones complicadas), había venido a Sevilla en busca de tripulación, barcos, mapas, información de primera mano de otros exploradores y el respaldo financiero de Carlos I de España, todo lo cual obtuvo.

Equipado con sus barcos (Trinidad, Concepción, Victoria, San Antonio y Santiago) y una tripulación de 250 hombres, partió al otro lado del Atlántico.

Entre sus hombres estaba Elcano, un marinero y armador vasco de 43 años, veterano de la expedición que había estado viviendo en Sevilla y se había incorporado a la aventura como patrón de barco.

Hay una placa junto a la playa de Sanlúcar de Magallanes y Elcano, lo que sugiere que eran iguales y aliados.

De hecho, apenas siete meses después del viaje, cuando la flota se balanceaba frente a la Patagonia, en Argentina, Elcano participó en un motín contra Magallanes. Se salvó (otros no) y cumplió cinco meses de trabajos forzados en tierra encadenado como consecuencia.

La circunnavegación fue finalmente un triunfo, pero no estuvo exenta de problemas. Visita la réplica a escala real del Victoria (una vez amarrado en Sevilla) y te maravillarás de cómo estos estrechos veleros de madera de 26 metros llegan a cualquier parte.

El Santiago, enviado a cazar por el extremo sur de América del Sur en busca de un pasaje del Atlántico al Pacífico, naufragó en una tormenta. La tripulación de otro barco, el San Antonio, desertó y navegó de regreso a España.

Cámara digital Olympus
Placa a Magallanes y Elcano en Sanlucar. Foto Sorrel Downer

Después de encontrar con éxito el paso, más tarde llamado Estrecho de Magallanes, y entrar en el Pacífico, varios miembros de la tripulación de los tres barcos restantes se enfermaron y murieron de escorbuto y desnutrición.

Al llegar a Cebú, en Filipinas, Magallanes se puso manos a la obra de inmediato, convirtiendo a los lugareños al cristianismo y forjando lealtades.

Duró tres semanas antes de morir en una batalla (el 27 de abril de 1521).

Días después, dos capitanes, Barbosa y Serrano, que se habían presentado para ocupar conjuntamente el lugar de Magallanes, fueron invitados a un banquete de la tribu local y masacrados junto con 27 marineros.

La flota mermada avanzó sensiblemente a toda prisa, abandonando uno, el Concepción, porque no quedaban suficientes marineros para navegarlo.

Solo dos barcos llegaron a las Molucas, las legendarias Islas de las Especias de Indonesia, después de dos años y un mes en el mar.

Juan Sebastián Elcano 1
Juan Elcano.

Los botes estaban repletos de jengibre, nuez moscada y clavo, pero cuando estaban a punto de partir hacia casa, el Trinidad tuvo una fuga y tuvo que quedarse atrás. El nuevo líder de la expedición y 53 marineros también eligieron quedarse atrás.

El ascenso de Elcano en las filas fue ayudado por una combinación de varias desventuras y mantenerse con vida.

Había terminado capitaneando la mayoría de los barcos, y ahora estaba a cargo del último barco que zarpaba hacia casa.

Trajo hábilmente el único barco que quedaba, el Victoria, alrededor del Cabo de Buena Esperanza, y arriba de la costa de África Occidental.

Finalmente llegó a Sanlúcar en septiembre de 1522 con un total de tan solo 18 hombres de los 250 que habían zarpado… y sus nombres figuran en una placa en la biblioteca junto a la plaza del Cabildo.

En una carta a Carlos I, Elcano se maravilló de la redondez del mundo y le dijo que su tripulación había sembrado la paz, forjado alianzas, recolectado especias y soportado sudor, hambre, sed, frío y calor.

El rey premió a Elcano con una cuantiosa recompensa en monedas de ducados y lo envió en una nueva expedición al Pacífico tres años después.

Lo habría convertido en uno de los hombres más ricos del país a su regreso, pero la fortuna quiso que terminara muriendo de escorbuto en 1526.

SEMANA DE CONMEMORACIÓN DE ELCANO

Con motivo del sorprendente viaje de Elcano, el 6 de septiembre arranca en Sanlúcar (Cádiz) la Fiesta del V Centenario con una flotilla de buques de guerra.

La réplica de la Victoria cruzará la desembocadura del Guadalquivir, exactamente 500 años después, y conducirá una procesión de barcos río arriba, pasando por las costas de Bajoquía y Bonanza.

También en Sanlúcar el 6 de septiembre, los ciclistas de la Vuelta de España, inician a mediodía la etapa 16 de su propia prueba de resistencia de fondo. Y la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla interpreta el Réquiem in memoriam de Magallanes en una gran carpa junto al Paseo Marítimo por la noche.

El 7 de septiembre, el Victoria y los barcos que lo acompañan pasarán por las localidades de Puebla del Río y Coria del Río, llegando al día siguiente a Sevilla, donde continuarán los festejos del 8 al 11 de septiembre en el Muelle de las Delicias. (entradas en festivalvcentenariosevilla.org).

Espere mercado de artesanos; recreaciones históricas; demostraciones de alfareros, sopladores de vidrio, herreros; teatro; Espectáculos de títeres; y comida ‘servida en un ambiente marítimo vintage’.

Posteriormente se abrirá al público el Victoria, amarrado junto al centro de interpretación de la Primera Vuelta al Mundo (Paseo Marqués de Contadero).

LEE MAS:

Artículo Recomendado:  10 programas de televisión para ver este febrero

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba