España

España aprueba controvertidos cambios en la ley de sedición y malversación de fondos en plena crisis constitucional

El gobierno de España ganó cambios controvertidos a las leyes que cubren la sedición y el uso indebido de fondos públicos, que fueron aprobados por el Senado el jueves, en medio de una crisis constitucional en curso provocada por el Partido Popular de la oposición y el Tribunal Constitucional.

La coalición liderada por los socialistas, respaldada por su socio menor Unidas Podemos, ha abolido por completo el antiguo delito de sedición, reemplazándolo por «desorden público grave». Mientras tanto, el mal uso de los fondos públicos ahora tendrá una pena más leve si no hay una ganancia personal.

Ambos cambios fueron aprobados por el gobierno la semana pasada en la Cámara de Representantes, la cámara baja del parlamento, y ahora se convertirán en ley luego de ser aprobados por el Senado.

Las medidas forman parte de la estrategia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de hacer concesiones para resolver la crisis independentista de Cataluña, que alcanzó su punto máximo en 2017 con un referéndum ilegal sobre la secesión de España y una decisión unilateral en el parlamento regional de declarar la independencia.

Los cambios en el Código Penal benefician no solo a los políticos y líderes cívicos independentistas encarcelados y excluidos de cargos públicos por su papel en los hechos de 2017, sino también a aquellos que aún no han sido juzgados.

Por ejemplo, el entonces presidente regional Carles Puigdemont ha estado viviendo en un exilio autoimpuesto en Bélgica desde los eventos de 2017 y aún no ha visto el interior de la cancha. Si regresa a España, ahora se enfrentará a una pena más leve por el presunto delito.

Artículo Recomendado:  Meras Fallas se desata en Valencia

El delito de sedición, que suponía una pena máxima de 15 años de prisión, ha desaparecido del código penal. El nuevo delito grave de orden público conlleva una pena máxima de cinco años.

En el pasado, la pena máxima por malversación de fondos públicos era de 12 años, pero ahora si no hay ganancia personal, la pena máxima es de 4 años.

Sin embargo, el Senado no votó sobre algunos de los cambios incluidos en los cambios del gobierno al Código Penal la semana pasada.

punto muerto

Para romper el estancamiento en el poder judicial de España -el PP se ha negado a tener los votos necesarios para actualizar el organismo de control legal del país, el CGPJ-, las reformas explícitas incluyen cambiar la mayoría requerida para tal actualización y la elección de los miembros del Tribunal Constitucional.

El Tribunal Constitucional ha dado esta semana la medida sin precedentes de mantener la prohibición propuesta por el PP e impedir que el Senado vote las enmiendas. El PP argumenta que la naturaleza explícita de la ley impide que los diputados debatan adecuadamente los cambios.

La medida generó una condena generalizada de los partidos de izquierda, y el primer ministro Sánchez la calificó de «sin precedentes» y afirmó que el poder judicial estaba canibalizando al poder legislativo.

Sin embargo, esto podría resultar una victoria costosa para el PP. El Gobierno y los pequeños partidos que lo respaldan han anunciado que introducirán otra ley -esta vez no por la vía rápida- para poder sustituir a los cuatro magistrados del CGPJ cuyos mandatos han expirado.

Lee mas:

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba