España

El Partido Popular gana el máximo premio de ciudad en las elecciones municipales españolas en Valencia y el norte de la Costa Blanca

La próxima alcaldesa de Valencia, María José Catalá, cuya agenda incluye impuestos más bajos, un plan de «limpieza relámpago» y una mayor presencia policial, dio un gran impulso al Partido Popular en las elecciones municipales del domingo.

El PP destituyó al actual alcalde de Compromis, Joan Ribó, y el partido de José Catalá obtuvo cinco escaños en la votación del domingo.

Al delinear los planes para sus 100 días en el cargo, José Catalá dijo que el PP gobernará solo pero que buscará un «consenso» con Vox, que no obtuvo la mayoría absoluta.

En otras partes de Valencia, se espera que el Partido Socialista Socialista retenga el control de Gandía después de ganar un escaño, mientras que la coalición Socialista-Compromiso de Oliva sufrió un duro golpe, consiguiendo un total de siete escaños, mientras que el Partido de la Planificación de Oliva ganó diez escaños.

A pesar de que el BJP emerge como el partido individual más grande, Taverness no está seguro de que la izquierda tenga la oportunidad de eliminarlos por un voto si todos están de acuerdo.

El PP Toni Pérez retoma su escaño en Benidorm, mientras que la vecina Finestrat logra una contundente victoria de Juan Francisco Pérez, que se hace con 11 de los 13 escaños.

Bernabé Cano ganó cómodamente en La Nucía para el Partido Popular, que tomará el Villajoyosa de la mano de Marcos Zaragoza.

La buena noticia para el SPS es que han obtenido la mayoría en l’Alfas del Pi, y el partido líder, Compromis, parece dispuesto a llegar a un acuerdo con el SPS para garantizar que continúen en los asuntos de Altea.

Artículo Recomendado:  Políticos rastreadores de burdeles en Andalucía - ¡financiados por la UE!

Benissa y Teulada Moraira siguen bajo control del PP, pero el alcalde socialista de Denia, Vicent Grimalt, tras perder la mayoría absoluta necesita llegar a un acuerdo con Compromis.

En Jávea, donde los socialistas y el Partido Popular apenas contaban con 34 votos, el alcalde socialista, José Culvi, dijo que su objetivo era ganar las elecciones y «lo consiguieron».

Se espera que Culvi, que perdió la mayoría y ganó un escaño sobre el BJP, trabaje con los dos concejales electos de la ciudad.

La situación más caótica se produjo en Calpe, donde la alcaldesa Ana Sala abandonó el Partido Popular para formar su propio partido, Somos Calpe, que tuvo un buen desempeño, consiguiendo seis escaños.

El candidato del Partido Popular, César Sánchez, obtuvo ocho escaños, dejando a cinco legisladores de tres partidos de centro izquierda para que Sala y Sánchez luchen antes de la toma de posesión del nuevo alcalde el 17 de junio.

leer más:

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba