España

El ministro del Interior español abre la comisaría de Las Palmas y visita la Policía Nacional de Maspalomas | El canario

Fernando Grande-Marlaska defendió este viernes por la mañana la «estabilidad» de las infraestructuras implicadas en la polémica Mapa de las islas canarias ante una probable nueva oleada de migrantes que lleguen a las islas en los próximos meses de mares tranquilos -septiembre, octubre y noviembre- como ocurrió el año pasado. El Ministro destacó que este año era importante que el Plan canario, las islas han sido mejor preparadas y dotadas de infraestructura esencial para hacer frente a un «extraordinario» aumento de la migración que se ha extendido por 7.000 localidades en diversos espacios, muchos de ellos antiguos cuarteles, en su mayoría con carpas para la recepción de viajeros «con dignidad».

Para el ministro, la policía y la Guardia Civil hicieron un trabajo “excepcional” durante la crisis migratoria del año pasado. 23.023 personas vinieron en 2020 y más de 7.000 este año, aunque solo quedan unas 2.000 en las islas, la mayoría en campamentos gubernamentales.

Marlaska atribuyó a la pandemia las llegadas masivas de migrantes a las costas de la isla el año pasado y los últimos meses de 2021. «Fue una crisis migratoria extraordinaria y extraordinaria como resultado de la pandemia», enfatizó Marlaska. “A menudo se olvida que la pandemia ha cambiado muchas circunstancias, así como los movimientos migratorios y la migración irregular”, ha subrayado la ministra, aunque se han hecho esfuerzos en España y Europa para paliar la crisis socioeconómica, “en otros países más débiles la La pandemia económica provocó un aumento de la migración irregular ”, enfatizó.

En su opinión, el Gobierno español respondió con “una solvencia muy razonable”, a pesar de que la sociedad y las administraciones canarias han sobrepoblado al ejecutivo de Pedro Sánchez y Marlaska en varias ocasiones y durante meses por su lenta respuesta a la crisis migratoria canaria, además de denunciando el hacinamiento y las duras condiciones con las que se recibía a los migrantes en el muelle de Arguineguín, al que algunos llaman el muelle de la vergüenza, y las críticas del Estado por querer que las islas se conviertan en una especie de gueto de migrantes, con la policía por orden del Ministerio del Interior impidió las entregas a la península.

Artículo Recomendado:  Lo que nos dice la crisis del colateral del Tesoro sobre la confianza

Al final, el Ministerio del Interior tuvo que abrir la mano para una condena judicial por estos viajes y muchos migrantes pudieron continuar su viaje migratorio a la península. Respecto al retorno de los migrantes a sus países de origen y su traslado desde Canarias a otras comunidades autónomas, Grande-Marlaska dijo que el gobierno tiene una política de respuestas «conjuntas», con políticas de retorno para quienes no tienen derecho al asilo, retorno a sus países de origen y remesas para migrantes vulnerables. Otros, la mayoría de ellos, viajan con recursos que les envían sus propios familiares o con la ayuda de ONG.

«Siempre está garantizado que no haya presiones indebidas en ningún lugar de España», dijo el ministro.

Según Marlaska, el gobierno de Pedro Sánchez no solo ha dotado a las islas de una infraestructura mucho más sólida para hacer frente a una extraordinaria crisis migratoria, sino que también está trabajando en «la lucha contra las redes ilegales». crucial y ha incrementado el número de agentes tanto en la lucha contra las redes como en la valoración de todos los fenómenos migratorios ”. También destacó las condiciones en el Centro de Atención Temporal al Migrante (Cate) en Barranco Seco luego de visitarlo ayer jueves. Tenemos unas infraestructuras dignas de un estado fuerte y sólido como España ”, dijo.

En cuanto a las relaciones con Marruecos, ve al Reino Alauí (Marruecos) como un socio «extraordinario, extraordinario e importante» tras una reciente tormenta en la valla de Melilla por la que atravesaron más de 200 migrantes del África subsahariana.

“Tenemos una relación amistosa que ha ido creciendo con el tiempo y garantizada en términos de cooperación y seguridad”. Destacó que el Gobierno español ha acometido importantes obras de reparación y reestructuración tanto en Ceuta como en Melilla durante los últimos dos años realizó las vallas y pasó más de 12 millones

Artículo Recomendado:  Operación militar estadounidense masiva planeada para ejercicios de leones africanos con Marruecos en el Sahara Occidental | El canario

Sin embargo, aún queda una parte de la valla de Melilla que necesita refuerzo que se completará en breve ya que el proyecto ya está preparado.

Comisaría de Policía del Distrito Central
La ministra ha realizado estas valoraciones este viernes en el acto de inauguración de la nueva comisaría del Distrito Central de Policía Nacional en Las Palmas de Gran Canaria. Esta comerseria cubrirá una población de aproximadamente 100.000 personas en el centro de la ciudad.

En el acto inaugural, Marlaska estuvo acompañado por el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres; el Delegado del Gobierno de Canarias, Anselmo Pestana; el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo; y, entre otros, el director general de la Policía, Francisco Pardo.

Para la construcción de la nueva comisaría, que está en funcionamiento desde la primera semana de junio, el Ministerio del Interior ha invertido 3,1 millones de euros y emplea a 73 agentes. Forma parte de un plan de infraestructura policial nacional de 600 millones de euros.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba