España

El Congreso español aprueba por fin la ‘ley transgénero’ y la reforma del aborto

Dos controvertidas leyes, la llamada «ley transgénero» y una reforma de la regulación del aborto en España, recibieron hoy la aprobación final de los legisladores en la Cámara de Representantes. Llegar tan lejos ha creado amargas divisiones no solo entre el gobierno y la oposición, sino también dentro del gobernante Partido Socialista (PSOE).

Las reformas a las leyes de aborto incluyen algunas medidas nuevas. Actualmente, más del 80% de las interrupciones del embarazo se realizan en clínicas privadas en España. Los cambios obligarán a los gobiernos regionales a garantizar que los recursos de salud pública estén disponibles para el procedimiento.

Además, las reformas introdujeron la educación sexual en las escuelas y también incluyeron licencias por enfermedad remuneradas para mujeres con períodos dolorosos.

Las reformas también anulan los cambios a las leyes españolas sobre el aborto que se hicieron cuando el conservador Partido Popular (PP) estaba en el poder. Las mujeres jóvenes de 16 y 17 años ya no necesitarán el permiso de los padres para interrumpir un embarazo, como se requiere actualmente.

En cuanto al proceso de aborto, las reformas también significan que las mujeres no tendrán que recibir información sobre la asistencia disponible para ellas si deciden continuar con su embarazo, ni tendrán que esperar tres días para una decisión final. Decisiones sobre procedimientos.

La legislación ganó los votos del PSOE y de su socio menor de coalición, Unidas Podemos, así como de grupos más pequeños en el Congreso que tradicionalmente han apoyado al gobierno minoritario del presidente Pedro Sánchez. Estos incluyen la Esquerra Republicana Catalana (ERC) y el partido nacionalista vasco EH Bildu.

Artículo Recomendado:  Resultados de la lotería irlandesa, más 1 y más 2, números ganadores de la lotería del miércoles 11 de agosto de 2021

La ministra de Igualdad, Irene Montero, en esta foto de archivo de 2020.

El tema del aborto ha provocado fricciones entre el PP y el ultraderechista Vox, los dos grupos que forman una coalición en la región de Castilla y León y que eventualmente podrían formar un gobierno nacional en base a los resultados de las elecciones generales previstas para 2018. el final de este año.

Fuertemente opuesta al aborto, Vox acusó al PP de «traición» después de que su líder, Alberto Núñez Feijoo, se pronunciara a favor del actual modelo de España, que permite abortos a demanda durante las primeras 14 semanas de un mandato y hasta las 22 semanas si los hay. son anomalías graves.

Sin embargo, cuando se le preguntó si el aborto era un «derecho», Feijoo dudó y finalmente dijo que era un derecho, pero no fundamental.

disputa legal trans

Sin embargo, la aprobación de leyes transgénero ha sido más controvertida. Con la nueva legislación, los españoles tendrán derecho a elegir su nombre y sexo en su DNI sin trámite previo.

Esto se aplicará a cualquier persona mayor de 16 años, aunque hay algunas condiciones para los menores. Los de 12 a 14 años necesitan el permiso del tribunal, mientras que los de 14 a 16 años necesitan el permiso de un padre o tutor legal.

Es este elemento de la legislación el que ha provocado el mayor desacuerdo entre los socios de coalición PSOE y Unidas Podemos. De hecho, fue incluso divisivo dentro del PSOE y rechazado por partes del movimiento feminista.

En evidencia de la escisión, Carmen Calvo, la ex subsecretaria del PSOE, se abstuvo en la votación. Muy inusual en la política española, los legisladores casi siempre siguen las líneas del partido y son multados con hasta 600 euros por no hacerlo.

Calvo, quien se abstuvo en la primera votación en el Congreso sobre leyes transgénero en diciembre, dijo: «Estoy a favor de una ley, pero no de esta ley».

Otros puntos de la ley transgénero incluyen la prohibición de la terapia de conversión, incluso con el consentimiento de la persona, el acceso a la reproducción asistida con el Servicio Nacional de Salud y la custodia compartida de los niños nacidos de parejas de lesbianas no casadas.

La ministra de Igualdad de Unidas Podemos, Irene Montero, ha dicho hoy al Parlamento que queda mucho por hacer. «Sé que el camino no termina aquí», dijo. “No hemos logrado incluir realidades no binarias, personas trans inmigrantes y otras que hemos encontrado en el camino. Sin embargo, hemos dado un paso gigante, el paso más grande que hemos dado”, agregó Road.

leer más:

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba