Muy Interesante

Cómo el FBI obligó a Jean Seberg a suicidarse

Jean Seberg protagonizó películas icónicas como Breathless y Hello, pero su vida quedó devastada por una campaña de difamación del gobierno en la década de 1970.

Si bien algunas actrices se han grabado en la conciencia colectiva por su encanto, belleza, talento o los tres, hay otras que son recordadas por sus tragedias. Tal fue el caso del ícono del cine francés de la Nueva Ola, Jean Seberg.

Después de alcanzar la cima de Hollywood, Seberg utilizó su influencia para promover una reforma social progresista. Sin embargo, su apoyo al Partido Pantera Negra la llevaría a la ruina. En represalia, el FBI difamó su legado, Hollywood se burló de ella y su propio gobierno la acosó brutalmente.

Si bien es posible que muchas personas no conozcan la historia completa de Seberg o incluso su nombre, pronto la reconocerán a través de una película protagonizada por Kristen Stewart como una actriz desventurada.

Conviértete en Jane Shibao

El avatar de Jean Seberg.

Colección de pantalla/Getty ImagesJean Seberg tuvo su gran oportunidad cuando varios vecinos pusieron su nombre en un grupo de casting público.

Jean Seberg, una genial estrella de cine francesa de la Nueva Ola, tiene una historia sorprendentemente nativa americana.

Nacido el 13 de noviembre de 1938 en Marshalltown, Iowa, de padre farmacéutico y madre maestra sustituta, la educación de Seberg sugirió una vida relativamente normal.

Pero después de la secundaria, Seberg se matriculó en cine y teatro en la Universidad de Iowa.

En 1956, justo antes de cumplir 18 años, el destino de Seberg quedó sellado. La vecina de Seberg puso su nombre en una lista de casting abierta de 18.000 actrices.

Interpretó el codiciado papel principal en la película Juana de Arco de Otto Preminger. Para Hollywood, su elección pareció surgir de la nada. En aquella época nadie había oído hablar de Jean Seberg.

Jean Seberg en Saint-JoanJean Seberg en Saint-Joan

base de datos médica en InternetJoan Seberg en su primer papel importante como Juana de Arco.

Seberg es un verdadero ingenuo cuya única actuación frente a «Saint Joan» fue una exposición de valores de verano.

En parte como resultado de la amplia publicidad dada a la estrella de Saint Joan, la película y el propio Seberg fueron objeto de un intenso escrutinio mediático. Como resultado, tanto Jean Seberg como la película recibieron críticas tibias o negativas tras el tan esperado estreno de la película. Seberg recordó con franqueza su caída en Hollywood:

«Tengo dos recuerdos de Santa Juana. El primero es ser quemado en la hoguera en una foto. El segundo es ser quemado en la hoguera por sus críticos. Este último me dolió más. Yo estaba como un conejo. Igual de asustado, se notó en «La pantalla. No fue una buena experiencia en absoluto. Empecé donde terminan la mayoría de las actrices».

Aunque su actuación fue universalmente criticada, Otto Preminger le dio a Jean Seberg una segunda oportunidad. La eligió para el papel principal de su próxima película, Bonjour Tristesse. Hablando de su decisión de trabajar con la aparentemente muy joven actriz, Preminger dijo:

«Es cierto que si eligiera a Audrey Hepburn en lugar de Jean Seberg, el riesgo sería menor, pero estoy más dispuesto a correr el riesgo. Tengo confianza en ella».

El ascenso de Jean Seberg a la fama

Jean Seberg como Juana de ArcoJean Seberg como Juana de Arco

Colección de pantalla/Getty ImagesJean Seberg interpreta a Juana de Arco.

A pesar de la confianza de Preminger en Seberg, su actuación no fue recibida con duras críticas. El New York Times la llamó «aficionada fuera de lugar». El New Yorker dijo que la actuación de Seberg «hace que quieras darle un remo largo, posiblemente terapéutico…»

No obstante, Seberg aprovechó al máximo su tiempo en Francia, filmando Hello, Sorrow de Preminger, momento en el que conoció a François Moreuil, quien se convertiría en su primer marido. El concurso la impulsó a mudarse permanentemente a Francia, donde finalmente se convirtió en un rostro muy conocido y popular en la industria cinematográfica francesa.

https://www.youtube.com/watch?v=4alZhaBgYAI

El verdadero avance de Seberg se produjo después de protagonizar la aclamada película Breathless de Jean-Luc Goddard, en la que interpretó a la novia de un criminal sin hogar.

El éxito internacional de la película le granjeó el cariño de la crítica, y una publicación incluso la aclamó como «la mejor actriz de Europa».

El estrellato de Seberg en Breathless ciertamente la ayudó a conseguir más papeles en Estados Unidos y Francia.

https://www.youtube.com/watch?v=SqOJaGM-wQg

Uno de sus papeles más destacados en Estados Unidos fue en la película «Lillith» de 1964 con Warren Beatty, en la que interpretó al personaje del mismo nombre.

La actuación de Jean Seberg fue nuevamente elogiada y el papel finalmente obligó a sus escépticos a darse cuenta de una vez por todas de que ella era una actriz seria.

Un encontronazo devastador con la ley

Fuera de la pantalla, Seberg es conocida por su activismo social progresista.

Jean Seberg y Romain GaryJean Seberg y Romain Gary

Keystone-Francia/Gamma-Keystone vía Getty ImagesJean Seberg con su segundo marido, Romain Gary, en Venecia.

Hizo donaciones a la NAACP, una escuela de nativos americanos cerca de su casa en Marshalltown, y al Partido Pantera Negra. De hecho, se dice que Seberg finalmente donó aproximadamente 10.500 dólares al Partido Pantera Negra.

Estas acciones, además de una llamada telefónica a la entonces líder del Partido Pantera Negra, Elaine Brown, despertaron sospechas del FBI sobre Seberg.

En 1956, el FBI bajo la dirección de Edgar J. Hoover se había convertido en una agencia paranoica. Hoover desarrolló un programa secreto de contrainteligencia llamado COINTELPRO, cuya misión principal era atacar a ciudadanos estadounidenses considerados demasiado peligrosos para el status quo, incluidos activistas sociales y de derechos civiles, grupos feministas, comunistas y manifestantes contra la guerra de Vietnam.

Esencialmente, COINTELPRO era “el nombre de una serie de programas lanzados por la Oficina entre 1956 y 1971 para perturbar y erradicar grupos, movimientos e individuos (casi todos ellos parte de la izquierda) que consideraba amenazas a la seguridad nacional”. seguridad y orden social. «

Jean Seberg no es el único ciudadano privado o celebridad que ha sido víctima de estas nefastas tácticas. De hecho, Martin Luther King Jr. es la máxima prioridad de COINTELPRO. El grupo envió a su esposa grabaciones de él teniendo relaciones sexuales con otras mujeres y le envió «kits de suicidio» llenos de chantaje destinados a que se suicidara.

El apoyo de Jean Seberg a tales programas progresistas la convirtió en una amenaza para su propio gobierno (ellos creían) y llevó al FBI a comenzar una larga y brutal campaña contra ella.

Jean Seberg de trajeJean Seberg de traje

Colección de pantalla/Fotos de archivo/Getty ImagesEl reportero de Los Angeles Times que publicó por primera vez las acusaciones contra Jean Seberg fue posteriormente despedido.

Los enfrentamientos de Seberg con el FBI comenzaron en 1970, poco después de quedar embarazada de su segundo marido, el novelista Romain Gary.

Según un documento fechado el 27 de abril de 1970, el FBI publicó una declaración de inteligencia falsa al Los Angeles Times afirmando que Roman Gary no era el padre del feto de Seberg, sino que era miembro del Partido Pantera Negra.

El FBI «cree que la situación de Seberg podría hacerse pública, lo que podría avergonzarla y degradar su imagen ante el público».

Este rumor fue particularmente devastador en los Estados Unidos de la década de 1970. Los Angeles Times informó la historia bajo un seudónimo. Newsweek informó la historia con el nombre real de Seberg. El funcionario de COINTELPRO, GC Moore, escribió que Seberg era una «actriz blanca sexualmente promiscua y desviada».

Jean Seberg mira hacia otra parteJean Seberg mira hacia otra parte

Desfile pictórico/Foto de archivo/Getty ImagesA pesar de los reveses personales, Jane Sebel siguió actuando.

Naturalmente, Seberg quedó desconsolado por la calumnia. Sufrió una crisis nerviosa durante el embarazo que le provocó un parto prematuro.

Su hija, Nina Hart Gary, murió dos días después.

Seberg y Gary demandaron a Newsweek por difamación y recibieron 20.000 dólares en concepto de daños y perjuicios, pero ninguna cantidad de dinero los compensó por la pérdida de su hijo.

Jean Seberg retrato mayorJean Seberg retrato mayor

Jean-Claude FRANCOLON/Gamma-Rapho vía Getty ImagesEsta foto fue tomada unos años antes de que ella se suicidara.

Además de la difamación, la actriz habría sido acosada por el FBI durante años tras la muerte de su hijo.

Seberg informó que documentos desclasificados del FBI confirmaron posteriormente que fue seguida, colocada con micrófonos y, en general, vigilada durante su estancia en Suiza y Francia.

Los registros también muestran que Hoover mantuvo al presidente Richard Nixon plenamente informado sobre los esfuerzos en curso para «silenciar» a Jean Seberg. Estos fueron intentos de impedir que Seberg participara en causas progresistas que el FBI consideraba peligrosas, pero sin duda también contribuyeron al deterioro constante de su salud mental y su estabilidad general.

final trágico

Seberg dijo en una entrevista de 1974 que estaba «devastada» después de la muerte del niño. Regresó a su casa en Marshalltown y fue enterrada. «Hice todo el trato», informó Seberg.

«Abrimos el ataúd y tomamos 180 fotografías, para que todos en Marshalltown que tuvieran curiosidad sobre el color del bebé tuvieran la oportunidad de descubrirlo».

Kristen StewartKristen Stewart

estudios amazonKristen Stewart interpreta a la fallecida actriz en la película biográfica Seberg.

Según Romain Gary, Seberg intentaba suicidarse cada año en el cumpleaños de su hijo. En junio de 1979, su cuarto marido denunció que se había suicidado delante de un tren. Al final, lo conseguirá.

El 30 de agosto de 1979, Jean Seba, de 40 años, desapareció en París. Diez días después, su cuerpo en descomposición fue encontrado envuelto firmemente en su propia manta en el asiento trasero de su automóvil estacionado cerca de su departamento.

Las autoridades locales encontraron una botella de barbitúricos y una nota en francés, dirigida a ella y al hijo de Gary, Diego, que simplemente decía:

«Lo siento. No puedo soportar más mis nervios».

Finalmente se consideró que su muerte era un posible suicidio.

Pero las autoridades dudaban de que Jean Sebel pudiera haber causado su muerte por sí sola. Los informes de toxicología revelaron que tenía una cantidad de alcohol en su sistema que le causaba coma, lo que significa que nunca pudo subir a su automóvil y moverlo por sí sola antes de morir adentro. Además, no se encontró alcohol en el vehículo.

Como resultado, las autoridades parisinas inicialmente creyeron que alguien había movido su cuerpo después de su muerte, pero nunca pudieron identificar al sospechoso y la investigación fue abandonada.

El FBI admitió a través de documentos publicados bajo la Ley de Libertad de Información que, de hecho, habían estado involucrados activamente en difamar a Seberg durante años.

La revelación despertó el interés nacional y la revista Time publicó un artículo bajo el título «FBI contra Jean Seberg».

A excepción de los cinéfilos, probablemente mucha gente nunca haya oído hablar de la tragedia de Jean Seberg. Sin embargo, Kristen Stewart interpreta a la actriz condenada en la película biográfica Seberg, estrenada en diciembre de 2019.

El público moderno puede ahora tener la oportunidad de comprender mejor cómo una conspiración del gobierno de Estados Unidos destruyó a una actriz finalmente inocente.

Tráiler de la película biográfica de Jean Seberg.

En un artículo de 2016 del Fondo Nacional de Humanidades, Kelly Rundle, codirectora del documental de Seberg “Movie Star: The Secret Life of Jean Seberg”, quizás explicó mejor la manera en que Berg fue casi olvidado por la historia:

«Hay una extraña amnesia en Estados Unidos acerca de Jean Seberg que me desconcierta. En su mejor momento ella estuvo en la portada de todas las revistas… pero lo más sorprendente es el éxito que ha tenido el movimiento de neutralización».

Tal es el poder del implacable ciclo de chismes, fama y miedo. Esta chica de un pequeño pueblo de Estados Unidos nunca tuvo ninguna posibilidad contra su propio gobierno.

Después de una mirada aleccionadora a la vida y muerte de la actriz Jean Seberg, lea sobre otra actriz talentosa en la genial Dorothy Stratten de Playboy. Luego, descubre la verdad detrás de otra conspiración gubernamental dentro del Área 51.

Artículo Recomendado:  Tren se descarrila cerca del sitio del robo de un paquete de Amazon en Los Ángeles

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba